Radio taxis seguros

Muchos transeúntes se preguntan…¿será seguro tomar este taxi?, teniendo en cuenta la gran cantidad de delitos producidos en esta forma de transporte, en los últimos años. Por eso, la elección de Radio Taxis es cada vez más común…
  
  

La
forma de elegir un radio taxi en la calle, es fijándose en el cartel lateral
(que preferentemente sea de una empresa conocida). También debe saber que, según
la empresa, en caso de pedirlo por teléfono, el viaje puede tener un recargo de
aproximadamente 10 fichas de reloj adicional.

El
promedio de costo de un viaje ronda los 3 pesos, y algunas empresas cobran una
tarifa mínima en el servicio de mensajería o cuando se piden autos con aire
acondicionado.

La forma de hacer un viaje seguro a la provincia de Buenos Aires, es eligiendo
una empresa que cuente con un seguimiento satelital de sus autos o alarmas.

Para
no tener dudas acerca de la legalidad del auto, compruebe que esté visible la
licencia del chofer y la del vehículo. Y se puede pedir la tarjeta magnética
de identificación del auto.

Todos
los radio taxis tienen un cartel identificatorio y una oblea plateada de IRA.
Las empresas habilitadas están registradas en el CER: 4952-5601 y en el CARAT:
4903-1161.


Si usted tiene alguna queja o denuncia, refiérase a la línea gratuita en el
0800-222-2247, de lunes a viernes de 8 a 20. Y debe saber que la regulación
para radio taxis, está enmarcada en la ordenanza 38.701, ahora reformada por la
ley 618, de la Legislatura porteña.

Los
radio taxis en capital federal son controlados por la Subsecretaría de Tránsito
y Transporte. La empresa SACTA se ocupa del control técnico y de las
habilitaciones.

Muchas
veces, los usuarios miran el lateral del taxi para ver si lleva una inscripción
en la puerta trasera, generalmente del nombre de la empresa, y se confunden con
un cartel que indica el nombre o datos del chofer o dueño del auto. Fíjese
bien si es radio taxi o no, y no tenga compromisos con el taxi, si usted desea
tomar otro dígalo y punto.

 Quienes
ponen sus datos personales en la puerta, lo hacen para confundir (en la mayoría
de los casos).

 Una
vez que sube al vehículo, verifique que la radio funcione para asegurarse de
que no se trate de un radio taxi falso, constate el número de licencia del auto
y del conductor, que deben estar a la vista sí o sí.

Una
vez que encuentre una empresa confiable, utilícela.