¡Querido, guarda los adornos que llegaron los nietos! Parte2.

Para que no te pongas a llorar sobre leche derramada: ¡casas a prueba de niños!

-en la cocina, es bueno poner una mesita baja con sillitas para que los chicos jueguen con plastilina, dibujen, aprendan a recortar papel, hagan galletitas… La cocina es, casi por definición, un ambiente fácil de ordenar y de limpiar. Deja que los chicos se ensucien con ganas, siempre, en la cocina.

-siempre, pero principalmente en la cocina y baños, los objetos peligrosos (cortantes, remedios, artículos de limpieza, perfumes) deben estar en sitios altos (para que los chicos no los alcancen), o con cerradura.

-el propio cuarto de huéspedes toma especial relevancia: será su universo mientras estén en tu casa. Es bueno que tengan suficiente espacio como para jugar en el piso.

-para ordenar los juguetes de una forma rápida y práctica: canastas grandes (se mete todo ahí, caóticamente, pero al menos no queda todo tirado).

-otra buena idea es poner cajoneras tipo red, o canastos con rueditas, que entren por debajo de la cama, para meter juguetes, la patineta, crayones. O sino, bauleras.

-las paredes tapizadas de corcho son ideales para que los chicos peguen sus primeros dibujos. Además, les saca las ganas de dibujar directamente sobre la pared blanca o empapelada. También pueden colgar otras cosas: fotos, posters, un dibujo de la maestra…

-los pisos de madera flotante son la mejor alternativa, por su dureza y sencillo mantenimiento (olvídate, al menos hasta que los chicos sean un poco más grandes, de las moquettes).

-si hay balcones, coloca protecciones metálicas o redes elásticas.

-hoy en día, se venden cada vez más y más productos irrompibles, desde platos para cenar hasta floreros de goma. Más vale prevenir que llorar sobre leche derramada.

-en el baño, agrega un banquito firme y seguro para que los “petisos” alcancen al lavamanos. Eso sí, que su altura no permita que los niños se trepen demasiado (podrían alcanzar los botiquines).

-en el cuarto de la tele, si pones un almohadón, compra uno con funda para lavar.

Anterior

Fuente: www.mujerbonita.com