Preservativos: lo que debes saber

Para qué, cuál y cómo, las tres preguntas que todos se hacen y que encontrarán respuesta en esta nota

Los condones de látex cuando se utilizan correctamente y de manera constante son una buena protección para evitar embarazos y  enfermedades sexuales.

Además estos condones son la manera más eficaz de evitar la transmisión del virus del HIV. Muchos estudios determinaron que este tipo de material, el látex, es una barrera para que el SIDA sea propagado. Pero además es una buena protección para la gente que es alérgica al látex.(Ya que existen condones plásticos que se deslizan por la piel durante su uso y no se adhieren a la piel como si lo hacen los de látex).

También existen otros preservativos compuestos por “piel de animal” , pero este material no ofrece una barrera adecuada contra las enfermedades sexuales, aunque trabajan muy bien como anticonceptivos ya que retienen el esperma, pero igualmente los virus y las bacterias pueden pasar tranquilamente porque los preservativos de este material son más proclives a agujerearse.

Otra novedad son los condones femeninos (básicamente un condón de plástico que se inserta dentro de la vagina), que al igual que los masculinos, son una forma  eficaz de combatir el paso del virus del HIV. Aunque su uso práctico todavía no está incorporado en el mundo femenino, según os estudios realizados hasta ahora constituirían una alternativa más para las mujeres de protegerse de la transmisión de enfermedades sexuales.

Para que sean más confiables, los condones deben ser de latéx y tener una inscripción en su envoltorio con la leyenda de “para la prevención de enfermedades sexuales”. Si se adquiere de alguna máquina expendedora de condones hay que evitar que está máquina este mucho tiempo expuesta al sol.

Otro tema son las variedades, por ejemplo cuando dicen que son “más fuertes” o “sensibles”’ esto no quiere decir que ofrezcan más o menos protección, lo único que hay que tener en cuenta es que los marcados como “sensibles” son más propensos a romperse en el acto sexual.

En lo que respecta al tamaño si un condón es demasiado apretado, también es más propenso a romperse. Pero si es demasiado flojo se puede llegar a deslizar durante el acto sexual y perder toda su capacidad de protección.

Otro beneficio son los condones lubricados con espermicida (un producto químico anticonceptivo) que ofrecen una mayor protección contra el embarazo que los condones que no tienen esta particularidad. Además de proveer cualidades para prevenir el SIDA y otras enfermedades sexuales, aunque estas características son desconocidas por la mayoría de la gente.

Otro tipo son los condones texturados, aunque en este caso la preferencia por su uso depende de cada persona, si se siente cómodo al usarlo.

Una lubricación adecuada también le da mas vida al condón. En el caso de no poseer esta lubricación se le puede agregar un lubricante, se venden aparte, para disminuir el riesgo de ruptura del condón. Muchos utilizan otros lubricantes como lubricantes minerales, tales como aceite de bebé; pero en realidad estos aceites hacen más frágiles a los condones, lo que aumenta el riesgo de ruptura y contagio de alguna enfermedad.

Por supuesto siempre hay que fijarse en la fecha de vencimiento del profiláctico.

COMO PONERSE UN CONDON

El acto de poner el condón puede ser muy divertido, ya que algunas mujeres disfrutan de esto. Ellas pueden utilizar sus labios y su lengua para ayudar a sus dedos a desenrollar el condón sobre el eje del pene, con mucho cuidado de que no se enganche con utensilios como anillos o pulseras.

Los condones vienen enrollados dentro del paquete y la mayoría de ellos terminan en un pequeño “pezón” o “tetita”, que retienen el semen. Al abrir el envoltorio hay que tener mucho cuidado de no dañarlo.

Cuando se ponga el condón tiene que apretar la punta del mismo (ese “pezón”) para expeler el aire, ya que si se forma una burbuja pequeña de aire el preservativo se puede pinchar o romper.

Luego ponga la abertura del condón en la cabeza del pene y desenróllelo hasta cubrirlo totalmente, haciendo suave este movimiento, siempre apretando la punta hasta finalizar el procedimiento.

Cuando está totalmente desenrollado el condón se tiene que sentir como una segunda piel, sintiéndolo seguro y suave. Alíselo para alejar cualquier burbuja de aire que se pueda haber formado.

Después de la eyaculación, el condón se debe quitar cuidadosamente para prevenir el derramamiento. Primero el hombre debe retirar el pene de la vagina de la mujer, sosteniendo el condón con seguridad contra su pene para que no se salga. Luego se lo quita cuidadosamente sin dejar ningún rastro de semen en los dedos que puedan hacer contacto con la vagina de la mujer.

Nunca utilice de vuelta ningún preservativo, luego de cada eyaculación si se quiere tener un segundo coito habrá que utilizar uno nuevo.

Si usted se coloca un condón al revés y no lo puede desenrollar fácilmente, no se lo saque de un tirón puesto que puede haber semen en él. Utilice uno nuevo.

Guarde los condones en un lugar fresco y seco porque las altas temperaturas pueden dañarlos.

Recuerde también que los condones no pueden protegerlo de todas las enfermedades sexuales como de verrugas genitales o herpes, cuando una verruga o un dolor en la base del pene no pueda ser cubierto en su totalidad por un preservativo y el contacto entre piel y piel de la pareja pueda ocurrir.

Y una buena oportunidad para mejorar tu vida sexual, es realizar un Taller de Sexualidad y Erotismo como el que puedes realizar gratis haciendo clic aquí.

También puedes encontrar otros cursos gratis que te ayudarán a mejorar tu sexualidad y tu relación de pareja en:

Sexo y comida: el Tantra del amor

Cocina afrodisíaca