Mujeres manipuladoras

La manipulación es uno de los defectos que más molestan a los hombres. Cómo evitar ser una manipuladora...

Muchos hombres se quejan de los defectos de sus parejas. Los celos enfermizos y la manipulación ocupan los primeros lugares. No es tarea fácil detectar a una mujer manipuladora de entrada.

En varias ocasiones lleva su tiempo poder darse cuenta de que una actitud ingenua y de víctima disfraza una manera de ser.

“La manipuladora en general es una mujer que siempre lo ha tenido todo y que eso todo que ha conseguido fue a través de su manera de manejar al otro, ya sea en el colegio, en el trabajo o en una relación de pareja y su actitud de enfrentar la vida se ha convertido en una manera de ser de la que no puede librarse porque es parte de la personalidad que se ha aprendido a adoptar”, comenta la psicóloga española Rosa Bertrán Fernández.

Actitudes de una manipuladora 

 La mujer que manipula pierde la conciencia de cuándo y dónde se traspasan los límites tolerables de su defecto.

 Hacer sentir culpable al otro por una situación propia que se está atravesando es una de las maneras más comunes de manipulación. Antes que exponerse a esto, hay que detenerse y pensar cuán responsable es uno de lo que está realmente sucediendo.

 El enojarse con la otra persona para conseguir lo que se quiere es otra de las conductas más habituales en este tipo de mujeres.

 El pedir perdón y montar una escena para demostrar lástima tras una pelea o para evitar una posible ruptura es otra conducta habitual que se ejerce como natural por este tipo de mujeres.

 Demuestran tener una actitud débil hacia la vida, en donde la queja hacia todo es un modo de vida.

 Siempre pretenden que todos las comprendan y ayuden. Ellas no son capaces de ayudar o escuchar los problemas ajenos. 

Tratar de conseguir lo que uno quiere no está mal. “Todos queremos moldear al otro a nuestra conveniencia. Es algo inevitable e inherente al ser humano.

Uno puede intentarlo, pero al final de cuentas uno siempre se da cuenta de que cambiar a alguien no tiene sentido y desiste de esa idea. Es un proceso inconsciente que se lleva a cabo.

Cuando este mecanismo no se cumple, la mujer manipuladora sigue insistiendo en conseguir lo que sea en el aspecto que le interese, y es un juego que puede tornarse muy peligroso ya que a la larga el dominado reconoce lo que está pasando cuando ya es demasiado tarde”,
sostiene la profesional.
 

Consejos para dejar de ser una manipuladora 

 Siempre es mejor enfrentar la verdad y no disfrazarla para conseguir lo que se quiere.

 No hacerse la víctima cuando se tiene un problema. Enfrentarlo es la mejor manera de evitar la manipulación que suele venir tras el inconveniente que se esté atravesando

 Acudir a un profesional puede ayudar a reconocer el problema y buscarle una solución.

¿Quieres conocer los Pasos para Encontrar a la Pareja Perfecta?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis y comienza a buscar la pareja ideal, haciendo clic aquí.
Y luego, aprende cómo usar la ley de la atracción para encontrar a la pareja ideal