Mongolia, el lugar ideal para aficionados a la naturaleza

Su extenso territorio convierte a Mongolia en un lugar turístico de gran interés por poseer una naturaleza salvaje, casi virgen, sin que haya sufrido el deterioro provocado por la mano del hombre. Cada año es el país elegido por miles de visitantes para entretenerse y descubrir nuevas experiencias


Es uno de los países más grandes del mundo. Ubicado entre las regiones de Asia Central y de Asia Oriental, Mongolia abarca un terreno de más de 1.500.000 kilómetros cuadrados. 

Su superficie es dominada por altas montañas, estepas y por el majestuoso desierto de Gobi.  A lo largo de su inmenso terreno sólo habitan 2.800.000 personas, en su gran mayoría nómadas y de etnia mongol, descendientes del imperio que dominó Asia a lo largo del siglo XIII.

Atractivos de Mongolia


Ulan Bator, su capital, sorprende por su modernidad. Los caballos que formaban parte de la vida nómada dieron lugar a lujosos vehículos ultra modernos.


A raíz de la gran superficie que abarca, en el mapa personal de recorrido tendrá que marcar con un color bien destacado las zonas que no debe dejar de  visitar en Mongolia como por ejemplo:


1.- Las montañas de Altai Mongol, ubicadas en la cordillera de Asía Central. Son  conocidas como las montañas doradas de Altai. Es imponente su diversidad de flora y fauna. A finales del Siglo XX obtuvo el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad Natural.


2.- Desierto de Gobi. Es uno de los más extensos del mundo. Está compartido con China. En la parte que corresponde a Mongolia encontrará mesetas, dunas y estepas. Es un territorio muy codiciado por fotógrafos profesionales y aficionados.


3.- El Parque Nacional Terelj. Ubicado a más de 1500 metros sobre el nivel del mar. Lo llamativo del parque son sus rocas sedimentadas de la era mesozoica y sus bosques invitan a la práctica del trekking y senderismo. El valor agregado de este oasis es el templo budista Ariyabal y la cueva del las cien lamas.


4.- Restos arqueológicos de Arkhangai. Pertenecen al Siglo XIII. Están situados al norte de los montes Khongorj y lo conforman petroglifos, estatuas y ofrendas funerarias.


Mongolia posee un clima favorable en los meses de julio y agosto. Es seguro para los turistas, aunque hay determinados lugares donde se debe tener precaución como en su capital Ulán Bator. Evite ir de noche en autobús o caminar sin protección.

La gastronomía de Mongolia

La característica de la gastronomía local es su elevado contenido proteico, ya que la vida nómada requiere un importante desgaste y ejercicio físico. La ingesta de comidas ricas en calorías es muy necesaria. Los ingredientes preferidos son: la carne, en invierno y lácteos en verano.


El cordero es consumido en las zonas de montaña.  En el desierto lo que predomina es el camello y el caballo.
El Khorkhog”, es una comida especial para cocinar si se van a recibir invitados. La carne se coloca sobre piedras calientes para cocinarse.


Los países limítrofes tienen su influencia en el menú local. Aportan preparaciones a base de arroz y pastas, destacando los sabores fuertes debido a los condimentos y especias que utilizan.


En los restaurantes hacen principal hincapié en lucirse con los desayunos abundantes, ya que lo consideran como la ingesta principal del día. El plato más famoso es el Steak Tartare. Consiste en el consumo de carne cruda,  mezclada con alcaparras. 


La “Olla Mongol” es otra de las comidas tradicionales. En un gran recipiente se colocan tallarines y verduras. Todos los ingredientes se cocinan durante pocos minutos.

La bebida más conocida en Mongolia es el “Airag”, un fermentado de leche de yegua que se asemeja a la cerveza tradicional.

Tradiciones y cultura de Mongolia

Los mongoles son muy tímidos pero acogedores. Siempre muestran una sonrisa en el trato habitual.  La única salvedad a tener en cuenta es que son muy supersticiosos y se rigen por ciertas pautas de trato. Lo que parece secundario a nuestros ojos podría percibirse como una amenaza para el equilibrio y la felicidad familiar de los mongoles.

Tenga en cuenta estos gestos corporales a la hora de relacionarse:

1.- Baje siempre las mangas de su camisa y cubra por completo sus brazos.

2.- Se debe comenzar a caminar con el pie derecho.

3.- Una vez en el interior de un establecimiento u hogar, debe tomar asiento donde indique el jefe del grupo o familia.

4.- Se le rinde especial respeto al fuego. No hay que arrojar objetos ni apagarlo si nadie lo solicita.

Por último, recuerde aprender algunas palabras y frases básicas en el idioma de los países que va a visitar. Puede hacerlo ya mismo inscribiéndose ahora en nuestros cursos gratis de idiomas (haga clic en el nombre del curso):

Curso de inglés gratis
Curso de francés gratis
Curso de taliano gratis
Curso de portugués gratis

Curso gratis de español para Extranjeros