“Más Allá de los 70”: una muestra de Vida

“Eran las tres y yo no había ido ni a comer ni nada, pero lo peor es que ni siquiera tenía hambre, mi mujer estaba preocupada y vino a ver que me pasaba… ese día descubrí mi pasión por la pintura”, rememora Julio Silberman, uno de los tantos muy buenos expositores que muestran al mundo sus obras, en la Sala Especial que dispone la Universidad de Belgrano para esta nueva edición de “Más allá de los 70”.
  
  

Al
traspasar la entrada de la sede ubicada en Zabala 1837, no son más de diez los
escalones que separan al mundo exterior, tantas veces feroz e inhumano, de este
oasis de vitalidad y encuentro.

Más
de treinta artistas de “Más allá de los 70”, evidencian cuestiones tan
normales como olvidadas: sólo es necesario tener un propósito e ir detrás de
él. Es el caso del Ingeniero Biedma, que junto a su nieta -también
expositora-, su bisnieta y a sus 95 años de edad, asegura que a través del
arte, ha encontrado una forma de vivir.

“Cuando
yo pinto siento que tengo una manera de expresar y canalizar toda mi
creatividad… de mostrar cuestiones únicas que a través de otro medio, sería
imposible revelar”, describe el autor de los oleos “El Cristo de Tandil” y
“Mi Nieto Manuel”, destacados por la pincelada personalista que esconde en
sus trazos.

El
recuerdo de Mary Smart, fundadora de la muestra “Más allá de los 80” -hoy
ampliada por la gran cantidad de artistas que se han presentado-, está en el
espíritu de todos los presentes y en el del Rector de la Universidad de
Belgrano, el Doctor Avelino Porto:

Sin
duda era una mujer emprendedora y sagaz al alentar la creatividad artística de
nuestros adultos mayores…pero ella hoy quisiera que la recordáramos con alegría,
mostrando a la sociedad que es posible crecer, siendo creativos y uniéndonos
para superarnos”.

Esta
exposición inaugurada el pasado 21, estará abierta al público hasta el próximo
28 de noviembre. La variedad de aristas, técnicas y motivos es tan diversa como
la cantidad de artistas, pero todos coinciden en una idea: canalizar sus estímulos
a través del arte, es una buena forma de seguir siendo los mismos o de ser
mejores.

“Yo
les digo a todos aquellos que no encuentran una motivación, un objetivo para
luchar, que pongan todas sus fuerzas en el arte que hayan escogido… que sigan
luchando.

Para mi, a mis 84 años, la pintura es mi vida… es un estimulante
sano… yo no podría vivir sin pintar, sin mostrarme. No sería yo”, asevera
Julio mientras acomoda con mucho detalle su collage “La Boca” y observa de
reojo su acrílico “El Otro Arca de Noé”.

Para
el Ingeniero Biedma, el arte es una manera de creatividad insuperable. “Yo le
diría a quien no tiene una meta clara por la que luchar, que intente con la
pintura, no importa la edad que tengan…yo comencé a los 50 años y hoy con
mis 95 sigo siendo el mismo, disfruto de mi nieta y mi bisnieta que seguramente
será mejor que yo.”

Otros
expositores como Modesta Espina de 93 años, que asombra al mundo con el óleo
“Las Rosas del Amor” y su escultura en madera “Hogar”, o la frescura de
la obra de Maga Acuña con la excelente representación de “El Estanque de
Monet”, o Marta Pipman con su “Antigua Jerusalén”, también demuestran y
confirman los propósitos lanzados como corolario de la apertura de la muestra,
por Laura Moro, Directora de Cultura de la Universidad de Belgrano:

“Nosotros
tenemos un compromiso… un compromiso con nosotros mismos… seguir con el
emprendimiento iniciado por Mary, y tener una excusa para sacar a la luz, lo
mejor de nosotros”.

“Más
allá de los 70” muestra una forma de pensar, una manera de vivir, y como en
cada paisaje y en cada retrato, la interpretación es diferente… crecer no es
lo mismo que estar, la diferencia la hace el artista.