Search

Magia y supersticiones en nuestros días

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]
tarotbantarot336x280
El interés por lo oculto está más extendido en nuestros días que en ninguna otra época. La astrología popular se ha convertido en tema corriente de conversación y supuestos ”maestros” atraen a multitud de seguidores.

En
casi todas las ciudades de Europa y América, existen grupos de ocultistas que
aseguran practicar la auténtica brujería.

El
fenómeno que el actual resurgimiento del ocultismo enmascara es mucho más
significativo: el renacimiento de la magia, que es un conjunto de teorías y de
técnicas que sustituye, para sus adeptos, un sistema de desarrollo espiritual,
que es dable de aplicar sin desligarse por completo de la vida cotidiana.

Tenemos
que admitir que el planteamiento intelectual y el modo de vida adoptado por la
mayoría de los magos, resultan extravagantes para los criterios de las
sociedades actuales. El mago considera al universo como un ser vivo, en cuya
apariencia se ocultan la verdadera naturaleza de los poderes que lo controlan.

Es
un fenómeno cultural inevitable.
Está en las raíces del hombre arcaico lo mágico, lo mítico y lo sagrado, por
lo tanto el esfuerzo cultural es el de ir haciendo luz sobre el inconsciente
colectivo e intentar dar respuestas más acorde con el avance del hombre.

La superstición es un fuerte llamado (cuestionamiento) a las RELIGIONES
OFICIALES, en nuestro caso a la Judeo-Cristiana , pues se han intelectualizado
demasiado y no han tenido en cuenta  factores fundamentales de cómo se
estructura el ser humano . Se han dirigido demasiado a la INTELIGENCIA, a lo
racional, olvidando lo que hoy llamamos INTELIGENCIA EMOCIONAL

Es evidente que esto tiene profunda relación con la visión del hombre que se
tenga. Yo creo que no se puede seguir hablando de Cosmología y Antropología.
Deberiamos hablar de Cosmogénesis y Antropogénesis, es decir un mundo y un
hombre en continua expansión y crecimiento.



Sabemos que dentro del hombre de hoy están presentes todas las etapas
evolutivas del mismo, por lo tanto también lo que llamamos lo arcaico del
hombre (parte de lo que tiene su sede en el cerebro límbico)

Un aspecto que me parece interesante es afirmar que el cuerpo humano no es un
cuerpo NATURAL SINO UN CUERPO CULTURAL. Hoy no creo que pueda pretender
saberse lo que es o no es natural. Si esto es así, ya no es válida una Etica
basada en la llamada Ley Natural (tampoco postulo la que se fundaría en el
Pacto Social).

Estoy de acuerdo que las supersticiones no pueden mediatizar nuestra vida. Pero
debemos buscar, ir construyendo MEDIACIONES compatibles con nuestro hoy.
Necesitamos de gestos significativos y de símbolos, porque es la única
forma de ser en sociedad .

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]