Los costos ocultos de una inversión

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta al realizar una inversión es la incidencia de los impuestos sobre los mismos. En muchos países la renta financiera está exenta de impuestos, pero no en todos lados es igual…
  
  

Uno de esos países
es, créase o no, los Estados Unidos. Como muchas personas realizan inversiones
en fondos de ese origen o en colocaciones en esa plaza, lo tomaremos como caso
testigo.

 Una
resolución reciente solicita a los Fondos Comunes de Inversión un
resarcimiento por los ahorros anunciados en las publicidades, y un informe de
los reingresos actuales y por los periodos de uno, cinco y diez años
anteriores.

La
comisión reguladora cree que la regla hará más fácil a los inversores,
comparar los fondos y tener una mejor perspectiva de sus rendimientos.

“Muchos
inversores no tienen una clara información del impacto de los impuestos en sus
inversiones en los fondos”, mencionando una investigación que demuestra que más
del 2,5% del promedio de los reingresos totales de los fondos, fueron evadidos
de impuestos anualmente.


La comisión dice que entre 1994 y 1999, los inversores de diversos fondos en
Estados Unidos, perdieron un promedio estimado del 15% de las ganancias anuales
en impuestos.

 Incluyendo
el índice neto de impuestos, la comisión dice que su idea es ayudar a los inversores a entender la magnitud de los costos impositivos y como
afectan al funcionamiento de los fondos.

 “La
mayoría de los Fondos de Inversión, se centran exclusivamente en los montos
brutos”, asegura un especialista, que le da la bienvenida a las nuevas reglas.

 Por
ejemplo, un fondo devolvió el 12,2% por sobre los 10 años terminados el 30 de
septiembre, incluyendo ventas y gastos administrativos, pero excluyendo
impuestos. Cuando sean considerados los mismos, las ganancias serán del 9,5%.

 Aunque
los escépticos dicen que las exigencias no resistirán debido a que la
información sólo se pide según los anuncios comerciales que mencionan las
tasas de interés y ataca a los importes netos. La ley no se aplica si el
material se refiere a los ingresos brutos, o sobre los ahorros de impuestos sin
una mención especifica del rendimiento neto.

 Lo
cual significa que los fondos que tienen retornos netos mucho más bajos, pueden
ignorar la cuestión.

 Los
impuestos son el costo más grande para los inversores. Cuando se pone en primer
plano el funcionamiento bruto, es importante que se incluya también el neto.

Existe igualmente, cierto descontento con la forma en que se calcula el retorno
post impositivo. La Comisión pide que los números se basen en la categoría
impositiva más alta del 39,6%, para que los inversores puedan ver cual es el
peor escenario.

Algunos
en la industria discuten sobre la metodología afirmando que es errónea. Debido
a que muchos titulares de fondos de inversión no entraron en esa categoría.

Los
Asesores Financieros dicen que la nueva información agradará a los inversores,
aunque este sea uno de los tantos factores de consideración al elegir un fondo,
pues tampoco hay que olvidar mirar los registros y antecedentes de los fondos y
cuán diversificada está su cartera.