Lo clásico está aquí para quedarse

Posiblemente, el mismo término de “moda permanente” le suene contradictorio. Sin embargo, lo clásico es lo que mejor se ajusta realmente a nuestra personalidad, y la que más dinero nos puede hacer ahorrar.
  
  

A veces, es difícil
resistirse a las modas, y no es raro que una se enfrasque en un conjunto con
estilo chillón o con un modelo atroz, solo para saber que se está en la “moda”.
Incluso, por un momento, puede creer que verdaderamente quiere esa camisa, o
incluso la necesita. ¿Pero eso es lo que usted realmente piensa, o lo que la
publicidad ha logrado venderle?

 En realidad, los diseños
de moda no están pensados para todas las personas, y aunque se utilicen en la
temporada en que están “de onda”, bien podrían sentarle muy ridículos, ya que
pueden diferir mucho con su estilo y/o personalidad. Por eso, es que muchos
dicen que el verdadero negocio con la moda lo hacen los vendedores, y no las
compradoras… 

 La “moda permanente”, va
justamente en un sentido contrario. Es una moda que se ajusta a su tipo, y que
esta pensada para usar en cualquier momento.

 Aprender cómo lograr
vestir esta moda permanente o clásica, puede ser bastante sencillo. La regla
principal, es que esta moda nunca pasa de moda, y su vigencia se mantiene por
más tiempo que una o dos temporadas. Por eso, de ahora en más, antes de comprar
su próxima camisa, pollera, zapatos, o vestido, necesitará repensar algunos
puntos importantes…

 

La moda clásica debe sentarle bien

 Necesitará saber, antes
de tentarse con el artículo, cuan bien podría sentarle esa prenda.

 ¿La usará realmente?
Quizás parezca una pregunta tonta, pero se podría sorprender de cuántos
conjuntos “de moda” suele comprar la gente, para luego no usarlos nunca. Sea
honesta con usted misma, acerca de donde y cuando piensa que podría vestir ese
conjunto especial.

 La moda clásica es el
estilo que puede ver y detectar inmediatamente que usted misma debería tener. No
porque vio en la calle más de veinte mujeres vestidas así, sino porque es algo
que puede imaginarse llevándolo por muchos años, y siempre de forma muy
adecuada.

 Si decide que,
definitivamente, quiere ser vista vistiendo ese conjunto, puede felicitarse y
adquirir la prenda. 



Los artículos básicos de la “moda clásica”

 No hay una fórmula
científica para los artículos que sí o sí deberíamos guardar en el ropero, ya
que cada una de nosotras tiene un diferentes cuerpo y personalidad. En
consecuencia, es necesario confiar solo en una misma, y en los sentimientos más
íntimos, para no fallar en la elección del vestuario.


 
Con todo, si bien es
cierto que no existen estilos “perfectos” para cada forma, tamaño y
personalidad, sí existen algunos artículos y colores básicos que completarán su
“armario permanente” de forma muy adecuada.

 Todos los hombres,
mujeres y niños, necesitan un apropiado par de ajustados, cómodos y buenos
vaqueros. Es realmente muy difícil prescindir de ellos.


 
Negro es la palabra clave
en la elección de colores para todo lo demás. Este color le queda bien a todas
las personas, y el mismo se combina muy bien con casi todos los otros colores y
modelos. Una remera, suéter, pantalón, vestido, campera, abrigo, y, por
supuesto, zapatos y cinturones, en color negro, jamás le fallarán en ninguna
combinación.

 Una vez que tenga estas
importantes y básicas prendas en negro, podrá permitirse algún cambio ocasional
de color. Los grises, marrones, y azules, son los mejores, a causa de su
potencial facilidad de combinación.

 ¿Debe descartarse totalmente la moda de temporada?

No. Todo esto no
significa que nunca debe comprar un vestido púrpura con rayas blancas, sino
simplemente que debe ser capaz de contestar de forma afirmativa y firme a la
pregunta “¿Lo voy a usar realmente?”. 

 Por supuesto, si un
artículo de moda entra en escena y usted siente que lo debe tener aunque sólo
sea para llevarlo puesto dos veces, entonces debería comprarlo, pero en su
versión más económica posible (aunque sin sacrificar calidad). De esta manera no
se sentirá muy mal, si el próximo año va a parar a una tienda de segunda mano…

 Invierta su dinero en lo
clásico y permanente, es decir en los artículos que sabe que llevará año tras
año. Estas son las prendas que sin dudas debe comprar en sus versiones de alta
calidad, ya que se utilizarán mucho, y serán la base para el resto de su
guardarropa.

 Y sin dudas usted se
sentirá muy feliz de gastar su dinero en ropa que le sienta bien y le dura
mucho, sobre todo cuando sus amigos le pregunten cómo hace para gastar tan poco
y verse siempre tan elegante. Sea inteligente, lista y piense a largo plazo.
Verá que podrá mantener su propio estilo, y no gastar de más.