Lo bueno, lo malo y nosotros…

Como dice un amigo mío … hay de todo en este mundo , sino …¡qué aburrido sería!…

 Hay personas cordiales, que te ven y sonríen, te saludan mirándote a los ojos como mimándolos y te hacen sentir por un instante feliz. 

 Hay personas que se despiertan de mal humor, siempre pienso que deberían despertar y regresar a la cama. Comprendo que muchas razones tendrán al manifestarse así… pero… ¡qué culpa tienen los demás!. Y ellos , pobres… ¿no se darán cuenta del rechazo que despiertan en los otros?, si alguien cercano a ti posee ese comportamiento, hacéselo saber…una , diez o cien veces… todas las que sean necesarias para que traten de cambiar su actitud… tal vez necesite tu ayuda, no?… 

 Hay personas que festejan las pequeñas cosas que haces a diario incentivándote, dándote dosis de energía, demostrándote que eres importante. 

 Hay personas que parecen de plástico con corazón almidonado, puede resultarte graciosa esta comparación , pero es real. Son aquellos seres totalmente impermeables, incapaces de conmoverse por algo o alguien. Es más, no demuestran sus sentimientos, sus inquietudes .Viven observando la vida desde arriba a los ojos de los demás, seguramente en el fondo son inseguros, sensibles, tristes…¿ podés hacer algo por ellos? …me parece que sí… 

 Hay seres mansos de corazón humilde y gran sabiduría, son los que te regalan un instante de paz, tan ansiada en estos tiempos. 

 Hay seres autoritarios que imponen sus ideas sin escuchar a los demás, hablan como gritando para ser oídos a la fuerza, sin darse cuenta de que los otros con el tiempo pierden el temor y ya no los respetan.

Hay personas queribles , respetuosas, honestas, que saben decir gracias… por favor… disculpa, a ellas les digo que serán reconocidas por el resto de sus vidas. 

Por Alejandra Oviedo 

Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.