Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La protección, los Reyes Magos y el salmón

Y tú, estimado lector, ¿te proteges contra la mala suerte y el mal de ojo?
  
  

El ser humano desde tiempos inmemoriales y en todas
las latitudes del planeta ha buscado la protección de
las fuerzas no visibles, esto es energía que se cree
es posible lograr que nos favorezcan a través de
diversos medios como son las oraciones, los ritos,
talismanes, etc. 

Como un ejemplo recordaremos que en
la antigua Mesopotamia, con la finalidad de evitar la
entrada de espíritus malignos en el hogar, se solía
consagrar betún y poniéndolo bajo la puerta se
recitaba el siguiente ensalmo:
“Yo soy el mensajero de Marduk.
En su nombre hago este encantamiento
Yo pongo betún bajo la puerta
Y así Ea descanse dentro de mi casa.
Por eso me otorga un benigno custodio que vigile mi
casa
Y ningún espíritu maligno, demonio pernicioso, duende
malévolo o perverso diablo
Penetre en esta casa ni perturbe a sus habitantes”. 

En el Egipto antiguo, del cual todos sabemos que
siempre ha estado rodeado de un halo mágico y entre
sus habitantes del sexo femenino era bastante común,
lanzar este conjuro con la finalidad de obtener la
protección de la diosa Isis:
“Oh Isis, poderosa y encantadora, libérame
De toda cosa nociva y mala, de la ira de los malignos
De la muerte y el dolor
Así como de las dolencias que a mi me sobrevengan
Libérame con tu gran poder, en la misma forma
Que has liberado a tu hijo el gran Horus”. 

Por lo que a los celtas respecta, según narra la
leyenda irlandesa de Fion, el obtuvo su gran
conocimiento al comer el salmón de la sapiencia, que
ya había recorrido los cinco arroyos (relacionados con
los sentidos), en estas corrientes era donde el salmón
rompía la cáscara de la avellana que contenía el
pensamiento del saber, mismo que se transfería al
hombre que pudiera atraparlo y comerlo, también en
irlanda se acostumbraba saludar al entrar a una casa
exclamando. 

“Dios bendiga a todos los que viven aquí,
menos al gato”, cabe recordar que para algunas
personas los gatos son considerados como animales
malignos.
En las provincias de Castilla, a la entrada de algunas
casas con el fin de protegerlas, se cuelga una tabla
con la inscripción: +m+g+b+, que son las iniciales de
los nombres de los reyes magos, presididas de la cruz,
mientras que la en la India el grupo maldiga, con el
fin de proteger contra el mal a las parejas de recién
casados se les sacrifica, durante una ceremonia
nupcial, una cabra y empapándose las manos con la
sangre de esta víctima, se imprimen las huellas de la
mano en los muros de entrada a la casa, todo esto es
para conjurar las vibraciones negativas. 

A su vez los
shamanes siberianos consideran como el talismán mas
poderoso el que se fabrica con 200 pelos, cada uno de
un cadáver diferente, y si se aumenta mas , mayor será
poder que emane de tan singular talismán, para los
habitantes de Nambra, en las Nuevas Hébridas, sus
curanderos consiguen “graduarse” cuando logran obtener
los colmillos de un jabalí. 

En Italia las personas se
complican menos para obtener la buena suerte, así el
día de san José (19 de marzo), bendicen estampas y
medallas con la imagen de san José que se regalan
entre las amistades y son considerados como amuletos. 

Finalmente mencionaremos que entre los mayas de
Yucatán y Guatemala se acostumbra recoger cualquier
cabello que se encuentre y con ellos fabricar un
chongo que protegerá a quien lo use, del mal de ojo.

¿Te interesan los números y su
influencia en nuestras vidas?
Inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Numerología,
haciendo clic
aquí
.