Search

La nueva decoración, como cuando éramos jóvenes

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]
La tendencia actual es rescatar estilos y materiales que hicieron furor en la década del 60 y 70. En esta nota, las claves para introducir en su hogar la moda retro

Si sentía nostalgia por la casa de su juventud, puede comenzar a
alegrarse, pues las últimas tendencias arquitectónicas marcan que lo nuevo es
decorar las casas tal como se hacía en los 60 y los 70.


En efecto, han vuelto los materiales y texturas de aquellos tiempos, por lo que
cada vez es más común que los decoradores elijan aplicar revestimientos de tela,
módulos de madera, y pinturas imitación de texturas naturales, todo lo cual
brinda un mayor protagonismo a cada parte de la casa, y logra agregar un color
que alegra el ánimo y retrotrae a los mejores momentos de la vida.


Pero claro que el tiempo no pasó en vano. Hoy en día existen muchas opciones
para combinar todos estos elementos, por lo que la decoración puede ser aún más
exquisita. Desde una pared revestida con paneles rectangulares confeccionadas
con material simil de melamina o módulos de distintos tipos de madera, hasta
cubrir las paredes con laminas de cobre para agregarles un toque de modernidad,
la tendencia parece tomar lo mejor de los tiempos pasados y de los presentes.


Uno de las opciones preferidas por los diseñadores, son los revestimientos de
tela, los cuales pueden lograr efectos muy agradables en los ambientes, sean
estos dormitorios, estar o baños. Por ejemplo, un dormitorio puede ser cubierto
con tela de rafia, o una esterilla o lienzo con textura símil de pared. Lo ideal
es usar telas lavables, con estampados floreados o rayados.


Pero la tela no es el único componente con el que se cuenta, ya que, como
recordará, también era de lo más común que nuestras paredes estén pintadas con
pintura salpicré. La misma puede ser usada para el estar, un pasillo, un living
informal, e incluso para ciertas paredes que están al aire libre. De cualquier
manera, los colores que más se usan hoy en día son el amarillo, el violeta o
naranja, siempre en tonos fuertes.


La imitación de texturas naturales también estaba muy de moda hace 30 años, y lo
está también ahora. En estos casos, se suelen elegir texturas tipo piedra,
gamuza rústica, metal, o las imitaciones de empapelado que dan un efecto visual
de terciopelo.


Otra de las cuestiones que volvieron al ruedo en la decoración, son los trabajos
artesanales, los mismos que en los hippies tiempos de nuestra adolescencia
llenaban nuestras habitaciones. Aquí se pueden encontrar estampados con bastones
o “glaceado”, que además de renovar una pared, pueden esconder las
imperfecciones. Por cierto, esta técnica debería ser realizada con una pintura
de secado lento, para ir corrigiendo las imperfecciones.


Una de las cosas más interesante de estas opciones, es que la mayoría son muy
sencillas de realizar. Quienes tengan menos experiencia, también podrán
inclinarse por las pátinas o los esponjeados, así como las pinturas con efecto
lavado o colour wash, las cuales tienen una terminación similar a la cal. Pero
más allá de la opción que se elija, cualquiera de ellas lo podrá hacer retornar
a los años maravillosos.

Para tener un hogar decorado profesionalmente por ti mismo,
aprende los secretos de la

decoración de interiores
en nuestro curso
gratis
El color aplicado al diseño interior.
Inscríbete ahora haciendo

clic aquí
.

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]