La mañana después (de hacerlo por primera vez)

Asegúrate de que ella no se arrepienta de haberte llevado a su casa, siguiendo estos 7 consejos para irte como un caballero...

1: Agradece

Genera una buena impresión enviar un mensaje de texto o un mail el mismo día para decir que uno pasó un buen momento la noche anterior. Obviamente, sólo si es sincero.

Esto es realmente amable y considerado. También demuestra cómo se siente (si usted siente algo) y le comunica a la otra persona que usted está pensando en él/ella.

2: La despedida

No olvide la despedida. Esto es realmente más importante de lo que cree. Esto le transmite un mensaje a la otra persona. Puede que usted esté llegando tarde al trabajo, pero no se olvide del beso de despedida.

Agradézcale al otro. Si usted lo desea, pónganse de acuerdo sobre cuándo van a volver a hablar o a encontrarse. No estoy seguro de si los hombres se preocupan por esto, pero las mujeres seguro que sí.

Sólo si es algo genuino, por supuesto. Pero estos momentos generan confianza. Y la confianza es lo que hace que usted sea invitado a pasar otra noche juntos.

3: Mala etiqueta del invitado

Mi madre me enseñó que siempre se debe ordenar cuando uno se aloja en la casa de otra persona.

Esto puede implicar hacer la cama, o intentar hacer la cama, poner su taza de café en la pileta y enjuagarla, colgar la toalla mojada y juntar todas sus pertenencias.

Esto es simplemente una demostración de buenos modales. Y los buenos modales lo llevarán lejos.

4: Lavarse los dientes/ducharse

Usted debe ofrecerle a su huésped las siguientes opciones cuando se despierta:

1) algo que le quite el mal aliento de la mañana. Eso podría incluir ofrecerle un cepillo de dientes nuevo si tiene uno o, si usted no le teme al intercambio de gérmenes, podría prestarle su cepillo de dientes.

El último recurso, el dedo y un poco de pasta de dientes. Yo me tomo esto particularmente en serio porque la higiene bucal es muy importante para mí.

2) Una ducha, con o sin usted, a elección del huésped. A algunas personas no les gusta ducharse con otra persona o en una casa ajena, pero al menos ofrézcalo.

3) Una toalla limpia. Para limpiarse la cara y/o el cuerpo después de lavarse la cara o ducharse.

5: El desayuno

Es una ley no escrita (bueno, ahora está escrita) que usted debe ofrecerle un desayuno a su invitado, o al menos un café.

Si usted no tiene nada para ofrecer, usted debe llevar a su invitado al local más cercano en donde puedan tomar un café. Si la otra persona lo rechaza, él/ella se lo pierde. Pero nunca tendrá en su conciencia no haberle ofrecido un desayuno.

6: El jugueteo mañanero



Sé que la situación no es la misma por la mañana. Eso está bien. Pero sin importar que usted disfrute del sexo mañanero o no, debe demostrar al menos un poco de atracción física por el otro a la mañana siguiente.

Incluso si está cansado o no se siente con ganas de tener sexo. No creo que haga falta que le diga cómo debe hacer esto. Las caricias, los besos, las risas y los cumplidos logran el efecto deseado.

Usted querrá que la otra persona sepa que usted siente lo mismo por él/ella que la noche anterior, después de la segunda copa de vino. A menos que no sea. En ese caso, diga que se tiene que ir a trabajar.

7: Su mal humor

No todos se despiertan de buen humor. Lo entiendo. En mi caso, yo he optado por ser de esas personas que se despiertan haciendo chistes y de buen humor.

No espero lo mismo del resto de la humanidad. Pero, por el amor de Dios, no se despierte de mal humor si va a pasar la noche conmigo.

El mal humor por la mañana es absolutamente intolerable para aquellos que adoptamos la postura de levantarnos de buen humor.

Eso significa hablar con oraciones completas, responder a las preguntas con la mayor coherencia posible, con una sonrisa si es posible. Si eso no es posible, trate de ocultarlo lo mejor posible. Si no puede, váyase a su casa.

¿Conoces el Programa de alargamiento del pene para toda la vida? Aprende más haciendo clic aquí ahora