Invirtiendo en anualidades

Para aquellos que les llega la hora del retiro, una buena opción para invertir y asegurarse un beneficio regular son las anualidades. Pero sepa que hay diferentes tipos, con diferentes niveles de riesgo.
  
  

Las anualidades son contratos
financieros a largo plazo destinados a ser una fuente de ingreso una vez que se
llega al retiro. Las empresas de seguros son la que las venden. Como en
cualquier inversión, antes de hacer algún movimiento, hay que saber si este
tipo de anualidades son la opción ideal para usted y, de ser así, qué opciones
de inversión hay disponibles.

Tenga en cuenta las siguientes cuestiones

¿Quiere abonar un monto por única vez o realizar pagos a través del
tiempo?

Si usted compra una anualidad simple, pagará
un monto fijo por única vez. Más tarde si quiere invertir más dinero, tendrá
que comprar otra anualidad. Una anualidad de pago flexible, en cambio, le
permitirá realizar aportes adicionales en cualquier momento que desee.

¿Cambiará el monto a recibir o no?

Las anualidades fijas
abonan un monto garantizado durante un período determinado. Una vez que dicho
tiempo culmina, la empresa vuelve a fijar una nueva tasa que puede ser mayor o
menos que la original. Generalmente, la anualidad garantiza un porcentaje mínimo.
El riesgo para este tipo de inversión es menor, pero también las ganancias. A
veces las tasas iniciales son atractivas, pero no duran mucho tiempo y usted
puede ser terminar entrampado con una tasa menor.

Las anualidades variables
está atadas a los movimientos bursátiles. El dinero que usted recibe fluctuará
como la bolsa, los bonos o los fondos de inversión. Algunas tasas indexadas
pueden garantizar una ganancia mínima, mientras que otras pueden no asegurarle
ninguna tasa mínima de retorno.

Es necesario tener en
cuenta que las anualidades variables no son para aquellas personas retiradas o
cerca del retiro, ya que su fin es invertir los ahorros para el retiro durante
un período extenso.


¿Cuándo comenzará a recibir los pagos?

Puede elegir las opciones
de pagos: mensual, trimestral, o anual; que comiencen inmediatamente o en el
futuro. Las anualidades son de impuestos aplazados, pero no deducibles de
impuestos. Su dinero gana intereses sin la necesidad de pagar impuestos. Sin
embargo cuando comience a retirar dinero, deberá pagar impuestos sobre el
interés.

Por lo tanto, considere
las implicancias fiscales de su opción de pago elegida. Por ejemplo, si usted
es menor de 59 años y medio y se retira, pagará una penalidad impositiva del 10
por ciento (en los Estados Unidos).

¿Por cuánto tiempo recibirá los pagos?

Tendrá que determinar si
quiere los pagos mientras usted vive, mientras vivan usted y su pareja, o por
un período determinado. Cuanto más extenso sea el tiempo, será menor el pago
que la compañía de seguros realizará

Tipos y opciones de las anualidades

Estas son las
combinaciones de anualidades y opciones de pago más comunes:

– Anualidades en vida simples:
Paga un monto mensual, trimestral o anual, mientras usted viva. El monto de los
pagos son calculados en base a la estimación de su esperanza de vida. Si usted
fallece antes del alcance de la estimación de su esperanza de vida, la compañía
de seguros se quedará con el dinero de los años que le faltarían vivir. Por el
contrario, si usted supera la estimación de la esperanza de la vida, la empresa
pagará el tiempo de más.

– Anualidades en vida o por un período determinado:
Esta anualidad paga por toda su vida o por un número
determinado de años. Por ejemplo, si usted arregló por quince años de pagos y
fallece antes de ese tiempo, a sus herederos le corresponderá el resto del
dinero. Si usted vive más que esos quince años, recibirá beneficios por el
resto de su vida. Sin embargo, si usted muere en el decimosexto año, sus
herederos no recibirán nada.

– Anualidad de Sobreviviente (Joint and Survivor):
Este tipo de anualidad paga por  toda la
vida a usted y a otro beneficiario. El tamaño de su cuenta determinará cuánto
le da al otro beneficiario. Cuanto más le deje al otro beneficiario, menor será
su cuenta mientras se encuentre con vida.

Si finalmente compra anualidades:

        
Investigue. Asegúrese que la
reputación de la compañía de seguros sea sana. Algunas comisiones pueden ser
muy altas. No pague más del 2 por ciento anual. Las comisiones y gastos de rendición
para cambiarse de tipo de anualidad podrían quitarle ventajas a su inversión.

        
Compare costos. Los costos entre empresas pueden variar
para el mismo monto de ingresos. Puede ser más barato comprar un seguro de
vida, si el dinero para los otros beneficiarios es considerable. Si está
preocupado por el pago de servicios de enfermería o cuidado domiciliario, quizá
termine invirtiendo en un seguro a largo plazo

        
No mezcle las inversiones tipo 401 (k) y anualidades.
Puede perder los beneficios de los aplazamientos fiscales.