Home > Salud y Bienestar > Medicina

Enfermedades del corazón

Insuficiencia cardíaca, la principal causa de internación en los mayores de 65 años

Una afección del corazón que padece el 2% de la población general y que exige un adecuado diagnóstico.

Buenos Aires. 21 de enero 2003. La insuficiencia cardíaca es la consecuencia final de la mayoría de las enfermedades que afectan el corazón (como infarto, hipertensión, valvulopatías y Mal de Chagas) y es la principal causa de internación en los mayores de 65 años. La mitad de las personas deben el cuadro a la enfermedad de las arterias del corazón, las coronarias.

“La prevalencia de esta enfermedad viene aumentando desde la década del 50 en adelante por el envejecimiento progresivo de la población y por la mejoría de otras enfermedades cardiológicas que hace que personas que antes morían de estas enfermedades ahora vivan más pero con insuficiencia cardíaca” comenta el Dr. Jorge Thierer, Jefe de la Unidad de Terapia Intensiva y miembro del equipo del Dr. Jorge Belardi del Instituo Cardiovascular de Buenos Aires.

Esta enfermedad se caracteriza por una falla en la función primaria del corazón, que es la de bombear sangre a todo el organismo. El concepto de insuficiencia cardíaca fue cambiando a lo largo de los años: de entenderla como una enfermedad que afecta sólo al corazón se ha pasado a un concepto más amplio y hoy en día es analizada y tratada como una enfermedad sistémica (de todo el organismo).  Un daño primario del corazón por las causas ya citadas pone en marcha una serie de mecanismos: aumento de la frecuencia cardíaca, retención de sodio y agua, constricción de las arterias y cambios en la estructura del corazón. Todos estos mecanismos al principio son compensadores y  sostienen a la persona pero perdurando en el tiempo terminan dañándola.

 La insuficiencia cardíaca afecta a aproximadamente el 2% de la población general, y hasta un 10 % de los mayores de 75 años. Pero por cada persona con insuficiencia cardíaca ya diagnosticada hay uno a dos con deterioro de la capacidad del corazón que aún no tienen síntomas y que en el curso del tiempo los presentarán. La mortalidad vinculada a la insuficiencia cardíaca es elevada y aunque disminuyó progresivamente durante los últimos 10-15 años gracias a la aparición de nuevas drogas  como los Inhibidores de la Enzima Convertidora de angiotensina, los betabloqueantes y la espironolactona, dirigidos a antagonizar los mecanismos que se activan en la etapa inicial de la insuficiencia cardíaca. Por lo tanto, es fundamental la expansión en la utilización de estas drogas para mejorar el pronóstico de los pacientes.

 Los síntomas

 Los signos y síntomas más frecuentes que se presentan en la insuficiencia cardíaca son la disminución en la capacidad de esfuerzo, es decir el hecho de sentir falta de aire en actividades que la persona antes podía realizar normalmente y ahora no puede; en etapas más avanzadas la falta de aire en reposo; la aparición de edemas ( hinchazón inicial en los tobillos y que en formas más avanzadas se extiende al resto de las piernas y luego al resto del cuerpo) por retención de líquido y despertarse de noche para orinar, a veces más que durante el día. Ninguna de estas manifestaciones hace por sí sola un diagnóstico exclusivo de insuficiencia cardíaca, pero obliga a sospecharla, y la combinación de dos o más de ellas hace mucho más probable que se trate de esta enfermedad.   

 Métodos de diagnóstico 

El diagnóstico de insuficiencia cardíaca se hace teniendo en cuenta primero y fundamentalmente el interrogatorio del paciente y el examen clínico. Si son cuidadosos, al cabo de ellos se puede tener una sospecha bastante fundada de la presencia o ausencia de la enfermedad. La radiografía de  tórax y el electrocardiograma ayudan a orientar el diagnóstico. Los análisis de sangre también pueden demostrar la existencia de algunas alteraciones características.

Hay 2 estudios fundamentales para categorizar a la persona y confirmar el cuadro: el ecocardiograma y una prueba de esfuerzo. El ecocardiograma evalúa medidas del corazón, su capacidad de contraerse y la presencia de enfermedades valvulares. El ecocardiograma Doppler permite además ver si el corazón se relaja adecuadamente, si las presiones dentro del mismo son normales y la severidad de las valvulopatías.

Las pruebas de esfuerzo permiten ver si la persona tiene realmente disminuida su capacidad de realizarlo. La más común es la ergometría convencional pero  la ergometría con determinación de consumo de oxígeno o test cardiopulmonar es más útil porque es más objetiva y permite diferenciar la insuficiencia cardíaca de otras causas de poca capacidad de esfuerzo ( falta de entrenamiento, problemas respiratorios, etc).

Otros estudios como Holter y Cámara gamma se hacen en determinadas situaciones y ayudan al manejo de los pacientes: etc.            

 Como prevenirla y tratarla

 El control de los factores de riesgo que favorecen el desarrollo de enfermedad coronaria es fundamental para prevenir la aparición de insuficiencia cardíaca.

Lo más importante es: 

·         No fumar

·         Controlar la presión arterial

·         Tratar la diabetes

·         Mantener cifras normales de colesterol

 Además es recomendable realizar el diagnóstico precoz de enfermedades valvulares, evitar el consumo exagerado de alcohol, la consulta rápida ante la aparición de edema o disminución de la capacidad de esfuerzo son importantes.

El seguimiento por cardiólogos dedicados especialmente a ver pacientes con insuficiencia cardíaca se asocia a un cumplimiento más adecuado de los estándares de atención en lo que tiene que ver con los métodos de diagnóstico y fundamentalmente con el tratamiento correcto utilizando los medicamentos indicados en las dosis más útiles. El paciente y su entorno son fundamentales para que la alianza con el médico sea exitosa ya que es importante el cumplimiento de una dieta restringida en sal y líquidos, la toma diaria de todos los remedios indicados y la consulta periódica que aseguran una rápida y exitosa evolución.

 Sección insuficiencia cardíaca del ICBA

 Creada en 1997, tiene actualmente más de 300 pacientes en seguimiento ambulatorio, con una tasa de reinternación anual del 10% ( notablemente inferior a la reportada en numerosos registros, que oscila entre el 30%  y el  40 % anual). Los personas tienen acceso personal a los médicos de la sección, más allá del horario de atención de consultorio. En todos ellos se realiza la sistemática diagnóstica descripta, y se hace especial hincapié en la consulta periódica como forma de reasegurar el cumplimiento de las medidas higiénico dietéticas y farmacológicas. Los personas con dificultad en el manejo ambulatorio son internados para recibir drogas endovenosas y ajustar el tratamiento oral a fin de optimizarlo. La interacción con los servicios de cirugía cardiovascular y electrofisiología permite un tratamiento integral más allá de los fármacos cuando está indicado: Cirugías coronaria o valvular, marcapasos, desfibriladores, etc. Los pacientes más graves son evaluados para transplante cardíaco, otra de las prácticas llevadas a cabo en la institución.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

El sistema de pensiones en Colombia

El sistema de pensiones en Colombia

Todo lo que necesita saber sobre las AFP, el régimen solidario y el régimen de ahorro individual.

Cómo seleccionar a los empleados según su signo

Cómo seleccionar a los empleados según su signo

Señor jefe, si está pensando en cubrir posiciones dentro de la empresa, le contamos cuál es el empleado que mejor se ajusta a sus necesidades y expectativas. ¡Para una selección más adecuada y con pocas sorpresas!

El enigma del desierto de Shamir. Soluciones.

Y otros juegos de ingenio...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: