Gimnasia para el cuello contracturado

Eliminar los dolores de cuello de origen muscular, ocasionados por las malas posturas o por algún movimiento brusco, es posible. Solo es necesario realizar estos ejercicios:

Para ayudar a eliminar los dolores que se producen en esta zona del cuerpo, le proponemos una rutina de ejercicios que es muy eficaz y que también resulta muy útil para practicar como técnica preventiva.

1.- Colocarse de pie, con la espalda recta. Colocar la mano sobre la cabeza (la mano del lado contrario a la zona del cuello que duele). Inclinar la cabeza lentamente hacia el área que molesta. Contar hasta diez. Volver al sitio y reiterar diez veces.

2.- Sentarse con la espalda bien recta. Levantar los hombros hacia arriba. Bajarlos y relajarse. Reiterar varias veces y luego hacerlo primero con un hombro y luego con el otro.

3.- Sentarse en una silla y apoyar las dos manos en el borde izquierdo de la silla. Girar la cabeza hacia un costado como si se quisiera mirar la espalda. Contar hasta diez y volver a la postura inicial. Mover la cabeza hacia el otro lado, contar nuevamente hasta diez y repetir.

4.- Estirar los brazos hacia arriba haciendo que la punta de los dedos se toquen. Estirar bien las palmas como si se deseara tocar el techo. Relajar y repetir veinte veces.

5.- De pie, en posición bien recta, bajar la cabeza hasta tocar el cuerpo con la barbilla. Contar hasta diez y girar hacia un lado hasta que una de las orejas se acerque al hombro. Contar hasta diez y realizar el mismo ejercicio hacia el otro lado.

6.- Subir y bajar la cabeza diez veces seguidas. Hacer estos ejercicios de forma muy lenta. Repetir esta rutina varias veces al día.

Recomendaciones para combatir las contracturas:

1.- Aplicar compresas de agua caliente en el cuello y dejar que actúen durante quince minutos como mínimo o hasta que vayan perdiendo el calor.

2.- Acudir a un centro especializado para recibir unos masajes. Lo que no se debe hacer es realizar uno mismo los masajes ya que puede resultar contraproducente.

3.- Evitar dormir boca abajo ya que esta postura inadecuada ayuda perjudica aún más el cuello.

El cuello es una de las zonas del cuerpo que más se resiente. La tensión, el cansancio, el estrés y las malas posturas generan un dolor que se puede deshacer con la ayuda de determinados ejercicios físicos. Realizarlos de modo diario ayuda a erradicar el malestar y a la vez fortalecer los músculos del cuello.

Para mejorar tu postura corporal, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Expresión corporal y Eutonía: Cambie su actitud, haciendo clic aquí.