Home > Amor y sexo > Pareja

Segundo matrimonio

Familias no tradicionales, divorcio y jubilación

Planificar el retiro es más complicado para las personas de edad media que son solteras o casadas con hijos de relaciones previas que para aquellas con familias tradicionales...

Distintas investigaciones coinciden al señalar que las personas de entre 40 y 65 años con familias no tradicionales encuentran mayores desafíos con relación a los ahorros e inversiones y suelen tener una visión menos clara en cuanto al retiro.

Es menos posible que estas personas tengan vehículos de ingresos menos específicos, como pensiones, planes, y anualidades.

Particularmente, un estudio realizado en los Estados Unidos determinó que la estructura familiar influye importantemente en cómo planifican las personas su retiro.

Este estudio, identificó tres tipos de familias:

· “Familias tradicionales” (dos padres con hijos de la relación actual)

· “Familias ensambladas” (dos padres con al menos un hijo de una relación previa)

· “Mujeres solas” (viudas, divorciadas, o solas, con o sin hijos)

Se ha discutido largamente acerca del rol que juega el género en la planificación del retiro, pero la estructura familiar es una variable igualmente importante, que a menudo es pasada por alto.

Esta investigación muestra que la planificación del retiro en personas de edad media se encuentra altamente influenciada por la dinámica familiar.

No debemos ignorar cómo las ex esposas, los hijos de la pareja, y la ausencia de hijos influyen tanto en los ahorros para el retiro como en la planificación de la situación patrimonial y sucesoria de una persona.

Actualmente, las personas de edad media están buscando formas de hacer que sus ingresos duren de por vida y, a la vez, buscan herramientas para apoyar sus objetivos.

Ellas buscan productos financieros para “familias como las suyas”, no sólo el producto genérico.

Éstos son algunos de los hallazgos más importantes del estudio:

· Siete de cada diez familias tradicionales (cerca del 66%) se sienten en cierta forma preparadas para el retiro, en comparación con el 56% de las familias ensambladas y sólo el 40% de las mujeres solas.

La mayor parte de las familias tradicionales (55%) tienen una idea clara de qué esperar una vez llegado el retiro, a la vez que sólo el 38% de las mujeres solas y el 48% de las familias ensambladas tienen una noción similar.

· Cerca de dos tercios (62%) de las mujeres solas y familias ensambladas (61%) dicen que es significativamente más difícil para ellas ahorrar para el retiro.

· Sólo el 29% de las familias ensambladas y el 21% de las mujeres solas aportan consistentemente a sus cuentas de retiro, mientras que hacen lo mismo el 41% de las familias tradicionales.

· Las mujeres solas y las familias ensambladas dicen que saben que deberían ahorrar más, aunque no saben dónde comenzar.

· Menos de la mitad (42%) de las mujeres solas poseen un plan 401(k), en comparación al 58% de las familias ensambladas y al 70% de las familias tradicionales.

Muchas mujeres solas con chicos tienen empleos temporales y son pocos los empleadores que ofrecen planesde retiro a empleados part-time.

El 44% de las familias tradicionales tiene planes de pensiones y el 17% tiene anualidades, mientras que las familias ensambladas tienen un 41% y un 15% respectivamente. Las mujeres solas tienen un 26% y un 11%.

· Aproximadamente una de cinco familias ensambladas y mujeres solas (19% y 18% respectivamente) muestran preocupación por no tener garantías para asegurar que sus ex maridos no reclamarán los ingresos o ahorros destinados supuestamente para ellas mismas o para sus hijos.

Desafíos específicos de la mujer sola

Las mujeres solas dicen que, a diferencia de sus amigas casadas, carecen de la seguridad provista por un segundo ingreso. “Por el hecho de ser viuda, no tengo el privilegio de un segundo ingreso”, parece ser un sentimiento que comparten muchas mujeres.

Ellas están, además, más preocupadas (38% vs. 27% de las familias ensambladas y 23% de las familias tradicionales) por el hecho de que no tendrán un ingreso establecido que dure hasta el momento de la jubilación.

Entre las participantes del estudio que se encuentran trabajando, las mujeres solas suelen tener trabajos temporales en mayor número que las mujeres casadas.

Mientras que sólo un 55% del grupo entero reporta empleos de tiempo completo, las mujeres solas se llevan la mayor parte de ese número (un 26%). Por su parte, las familias ensambladas tienen un 12% y las familias tradicionales también un 12%.

Dos tercios (65%) de las mujeres solas dicen no tener una buena idea de qué ingreso anual necesitarán para asegurarse un retiro. En comparación, lo mismo ocurre aproximadamente en la mitad de las familias tradicionales y ensambladas (48% y 54% respectivamente).

El 25% de las mujeres solas no poseen vehículos de ahorro o inversión propios, mientras que lo mismo se da en el 13% de las familias ensambladas y en el 8% de las familias tradicionales.

Algunas preocupaciones van más allá de la estructura familiar

El cuidado de la salud es un factor de relevancia para todos los participantes de la investigación.

Aproximadamente dos tercios (63%) de las familias tradicionales no esperan tener dinero suficiente para cubrir los costos del cuidado de su salud en el retiro. Lo mismo ocurre en el 69% de las mujeres solas y en el 66% de las familias tradicionales.

Del grupo entero, casi la mitad (47%) identifica la necesidad de más ahorros y activos; al 29% le gustaría tener una mejor medida tanto de sus rutinas y de los gastos impredecibles del retiro.

El ingreso del retiro y los costos del cuidado de la salud son preocupaciones universales.

El desafío para las personas de edad media pasa por hacer más manejables los elementos impredecibles en sus vidas —las necesidades actuales y futuras de sus hijos, los activos o ingresos que van a un ex marido o ex esposa, el propio cuidado de la salud y otros costos—.

Se busca ayuda para “familias como la mía”

Una porción significativa de todas las familias reportó deseos de consejo financiero a la medida de sus propias necesidades.

La mayoría de las mujeres solas (51%) buscan consejo y herramientas diseñadas específicamente para ellas. Lo mismo ocurre en el 45% de las familias tradicionales y el 43% de las ensambladas.

Y es que hay muchas cosas que planificar: cuánto se debería trabajar, cuánto se debería ahorrar, cuánto ayudar a los chicos y cuánto ayudarse a uno mismo para que los hijos no deban cuidar de uno el día de mañana.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero haciendo que el dinero trabaje para usted !! (que es lo que hacen los inversionistas)
Para ello, le invitamos a inscribirse ahora en nuestro curso en Internet para Inversores gratis Aprenda a Invertir y Administrar su dinero

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Nutricosmética

Nutricosmética

¿En qué consiste esta nueva técnica para cuidarse apelando a los nutrientes adecuados?

Sexualidad creativa

Sexualidad creativa

¿Es posible enseñar/aprender creatividad en la sexualidad y no caer en la rutina? ¿Cómo?

Top 10 destinos de Argentina

Top 10 destinos de Argentina

Si bien la capital es muy bonita, Argentina es un país grande y su variedad de paisajes y climas es lo que la hace tan especial…

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: