¿Es la alopecia androgenética una enfermedad o es parte del proceso natural de envejecimiento?

Esa es una pregunta muy difícil de responder. Hay dermatólogos que califican a la alopecia androgenética como una enfermedad y algunos creen que es parte natural del envejecimiento.

Hay dos interpretaciones diferentes del diccionario para la palabra enfermedad:

1) Una enfermedad puede ser algo que cause incomodidad, problemas, inconvenientes, o es peligrosa para el individuo. La alopecia androgenética no es dolorosa y no causa un problema físico al individuo para vivir su vida. Quizás pueda causar malestares emocionales, pero eso depende del peso nuestra imagen en nuestra sociedad.  La alopecia androgenética, por lo tanto, no cabe en esta interpretación de enfermedad.

2) La segunda explicación para la palabra enfermedad, es un proceso particularmente destructivo en un órgano u organismo, con una causa específica y síntomas característicos. Claramente, esa interpretación está acorde con todo lo que sabemos de la alopecia androgenética.
La pérdida del pelo es un proceso gradualmente destructivo que afecta a los folículos, de manera irreversible. Desde este punto de vista, la alopecia androgenética es una enfermedad, a pesar de no poner en riesgo la vida.

Por otro lado, pese a ser muy común en la mediana y avanzada edad, eso no la ubica automáticamente como parte del proceso natural de envejecimiento, pues no aparece en individuos que no tienen una predisposición genética.

¿Cual es la importancia evolutiva de la alopecia androgenética?

Hay dos posibles opciones que se discuten regularmente:

1) El cuerpo humano no fue diseñado para sobrevivir mas de 30 años. Nuestro desarrollo intelectual, nos da el poder de prolongar el tiempo, a través de la medicina y la higiene. La alopecia expresa verdaderamente esto de que a mediana y avanzada edad, el cuerpo cumple su ciclo. Entonces, la alopecia androgenética no tiene una significación evolutiva real.

2) Nuestros ancestros tenían la posibilidad de desarrollar la alopecia pero sólo en unos pocos individuos. La calvicie era utilizada como un indicador del estado físico y cultural del individuo.
Por ejemplo, el cabello gris en la espalda del los gorilas de montaña, es un signo de superioridad en su comunidad. La alopecia pudo ser un signo similar para nuestros ancestros.

¿
La alopecia se está volviendo más común?

Es prácticamente imposible responder esa pregunta. Muy pocas evaluaciones estadísticas se han dirigido en el pasado o el presente a determinar la verdadera frecuencia de la alopecia androgenética en la población general. No tenemos evidencia firme de que la alopecia androgenética global esté en aumento.

Hay sugerencias desde el Japón donde investigadores afirman que se ha incrementado en su país, después de la segunda Guerra Mundial. Esto fue atribuido a la occidentalización  de la dieta japonesa y al incremento de la ingesta de carnes rojas. Sin embargo, no sabemos si hay alguna relación bioquímica fuerte entre las concentraciones de colesterol en nuestro cuerpo y la producción de andrógenos. Es posible que el incremento del consumo de carne promueva el aumento del colesterol y que esto afecte la producción de andrógenos.