Home > Salud y Bienestar > Psicología

Mente y cuerpo

Enfermedades psicosomáticas: se puede estar enfermo sin enfermedad

Quien este pasando momentos de inseguridad o temor sin estar enfermo, puede enfermar. El recuerdo de seguridad que daba la madre protectora cuando el niño estaba enfermo, hará que inconscientemente desee volver a repetirlo y para conseguirlo enfermará...

Sobre esta interpretación subconsciente, se desarrollará una enfermedad psicosomática, que tendrá características propias e incapacitará en la medida que los síntomas avancen, haciendo estériles los esfuerzos médicos hasta que se haga el diagnostico correcto. 

Los medicamentos poseen una doble acción. Una es farmacológica y otra es sugestiva. Esta ultima se llama efecto placebo y con frecuencia es mucho más importante que el primero. 

El efecto placebo es utilizado ampliamente para tratar el componente psicosomático que toda enfermedad tiene. En ocasiones la medicación sin principios activos,  suele dar poderosas respuestas a enfermedades funcionales y orgánicas correctamente diagnosticadas.  

La agresión del medio social, la insatisfacción y el cansancio pueden producir una acumulación de “fatiga” que se deposita en los músculos lisos o estriados y otros sistemas. Ellos son los receptores de la energía excedente creada en los conflictos y temores.   

Luego de un tiempo de estar sometido a las agresiones personales, ambientales, físicas o psicológicas, comenzarán a producir tensiones musculares, en las zonas de expresión: Cara, cuello y hombro,  

También en las áreas  viscerales. A partir de ese momento aparecerá  una  disminución de la irrigación de la mucosa gastrointestinal de acuerdo al estado de los órganos, espasmos bronquiales, trastornos esfinterianos. Alteraciones de la mucosa colónica en su parte distal. De mantenerse el estómago y duodeno tendrán ulceras y el  intestino grueso colitis ulcerosa.  

Otro tanto puede pasar con las arterias coronarias receptoras del stress y los factores de riesgo cardiovascular  provocando angina de pecho, infarto de miocardio y muerte.   

El sistema arterial favorecido por las arteriosclerosis sumará factores y acciones funcionales como la de renina-angiotensina,  alteración de la membrana celular con patología  electrolítica y espasmos sostenidos que provocaran desde una hipertensión  arterial leve a una maligna y terminal. 

En toda actividad la  mente puede crear una respuesta exitosa o una catastrófica.“Al Imaginar una situación peligrosa se la anticipa somáticamente.

La fuerza que tiene una idea sea de placer o angustia esta determinada por la cantidad de excitación operante dentro del cuerpo. A la idea o anticipación de peligro, se comporta como si esa situación estuviera presente. El proceso de imaginación se basa en estas reacciones del organismo”. 

Quien estando en la intimidad del hogar en medio de la noche en un ambiente distendido y placentero siente un ruido, puede crear respuestas disímiles. Si se piensa que la causa del ruido fue un gato en el tejado, no se producirán alteraciones  dentro del contexto emocional.  

Pero si se piensa en un ladrón, todo el organismo entrará en un estado de emergencia, tanto más intenso cuanto más impresionable sea la persona. 

Como consecuencia, se tensarán los músculos, se agudizará el oído, aumentará la frecuencia cardiaca y la tensión arterial, se focalizará la atención hacia la posible causa y se estará en condiciones de adoptar respuestas automáticas e inconscientes de defensa. La calma volverá cuando se descubra que el origen del ruido fue un gato.  

El pensamiento decide el éxito o el fracaso de una decisión. Es una fuerza plástica que obra en todo el organismo. Este proceso se llama psicoplasia y siempre es la consecuencia del contenido del pensamiento y la seguridad que se tenga de el, provenga de una persona o de una convicción.  

Refuerza el carácter al permitir la obtención de las metas. Modela el cuerpo por la acción psicoplástica y las conductas alimentarías, lúdicas y  laborales que trae aparejada.  

Una persona de firmes convicciones desarrolla una actividad acorde a su manera de pensar y en función de ello establece patrones de actividad que lo mantendrán dentro de lo estético cultural y laboral.

Hay diferencia entre un sedentario conformista y un activo buscador de metas y logros materiales y espirituales

La mente forma al hombre y al cuerpo y lo mantiene en la edad que se propone tener: He visto durante muchos años de profesión a ancianos de 40 y jóvenes de 70 años.

Existe una edad biológica y una cronológica y no necesariamente tienen que coincidir, Este complejo psicofísico no solo depende de la acción trasformadora de la mente si no del estilo de vida elegido. 

El Hombre creador esta en permanente evolución y para ello requiere un cuerpo acorde a sus propósitos. No todos lo pueden lograr, pero el estado de confianza consolida una  mente atemporal. Es la que se necesita para mantener una  capacidad creadora y sin tiempo.  

El correlato se mantiene siempre y es coincidente con el viejo aforismo: “La función hace al órgano y el uso lo mantiene”. También tiene asidero aquello de:  “Cuerpo sano en mente sana”.  

Existe a mi juicio un trofismo orgánico con raíces enclavadas en nuestra persona profunda. La que decide cuanto se debe tener, que tiempo durar para alcanzar las ansiadas metas. Aquellas que están mas allá del tiempo y de la edad.  

Siempre estuve convencido que al cuerpo hay que decirle  lo que necesitamos, para llegar donde queremos mas allá de todo plazo. También que estamos fuertemente convencidos de la capacidad restauradora para  mantener las funciones dentro de los parámetros necesarios.  

Es una cuestión de convicción.

La mente permite modificar funciones orgánicas y anular o activar movimientos. Crear o abolir apetito. Provocar sobriedad o ebriedad a voluntad sin la presencia de fármacos u alcohol. Desarrollar afectos u odios, placeres o disgustos.  

Curar fobias y establecer confianza. Anestesiar fuera de los parámetros fisiológicos y crear anestesias operatorias, Recuperar parálisis sine materia. Reemplazar personalidades y adaptar deseos a pedido del interesado.  

Con la mente todo, sin la mente nada. En ultima instancias no se hace mas que  buscar las respuestas dentro del tremendo potencial implícito de nuestra condición humana.

Estimular  a la persona profunda, para alcanzar la salud, el éxito, la determinación, el placer, el sacrificio, la confianza y hasta la fe, fuente de todos los logros humanos. 

Son mis convicciones por que he hecho uso de ellas personal y profesionalmente con todo éxito.

Tal vez este necesitando estos consejos y orientación. Pues bien hágamelos saber: luismaria@drguglielmetti.com

Descubre una nueva herramienta de autodescubrimiento y ayuda a los demás con nuestro curso gratis de Psicología Transpersonal.
Inscríbete ahora haciendo clic aquí.

 

Luis María Guglielmeti

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

hola,soy Anibal y enplenitud elarchipielargo

Por ELARCHIPIELARGO


Mas notas del autor:

Luis María Guglielmeti

El Yo atemporal

El Yo atemporal

¿Somos lo que pensamos? La salud, ¿es un estado mental?

El hombre y su destino

El hombre y su destino

El mundo en que vivimos, no es lo que parece exterioramente. Entonces, ¿qué es la realidad?, ¿y el destino del hombre?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: