El té blanco, un amigo de tu piel y tu salud

Se han descubierto nuevos beneficios y propiedades del té blanco. Aquí te contamos cuáles son
  
  


El

blanco
se produce en la China y en Sri Lanka. Se produce a más de seis mil
metros de altitud.


Características del té blanco

· Las yemas se recolectan antes de que se abran
y se dejan secar para que la humedad que contienen se evapore.

· El té era reservado solamente para la
dinastía y si algún ciudadano se acercaba él, esa osadía se pagaba con la vida.

· Se recolecta dos veces al año y en primavera.

· El tiempo de secado puede llegar a
prolongarse durante tres días. Por tal motivo, los beneficios se mantienen de
modo más intenso y es lo que le diferencia del resto de tés.

· Su color es claro y su sabor es a frutas.

· Es muy bajo en cafeína


Beneficios del té blanco

·
Alivia el cansancio y la fatiga.

·
Fortalece la mente.

·
Ayuda a eliminar los líquidos retenidos.

·
Oxigena la piel.

·
Activa la circulación de la sangre.

·
Al contener un nivel muy alto de polifenoles (mucho más que lo que contiene el
té verde), se mejoran las defensas del cuerpo.

·
Tiene el poder antioxidante
de 12 vasos de jugo de naranja.

·
Sus beneficios sobre la piel han sido ampliamente comprobados: cierra los poros,
y deja la piel luminosa y suave.

· El té blanco también se pude
usar para obtener beneficios estéticos. Existen lociones a base de té blanco
ideales para proteger la piel de la contaminación, del estrés y de las
agresiones externas.

Cómo
preparar el té blanco

· Se recomienda ingerir tres tazas diarias. Una
con el desayuno, uno luego del almuerzo y otro antes de acostarse.

· Hay que calcular dos cucharadas de té por
taza.

· Se debe poner a hervir el agua y antes de que
se comience la ebullición se retira del fuego y se sirve en la taza.

· Hay que dejar reposar el té durante diez
minutos


Para saber más, inscríbete ahora en nuestro curso gratis
Recetas de cocina con té