El juego de las bochas, las reglas y su encanto

El juego preferido de los abuelos y de más de un adulto en la actualidad es en realidad uno de los más antiguos en nuestro país. Se jugaba por lo menos desde 1783. El por qué de su vigencia.
  
  


Ya
en el siglo XVII lo practicaban como
entretenimiento los adultos. Y tuvo tanta
difusión que en 1783 la autoridad decidió prohibirlo porque consideraba que
“era una perversión para la juventud".

La educación, la cultura, los
cuestionamientos sobre lo que es bueno para la gente y lo que no quedó
reflejado en esta prohibición.

Luego
de diez años se volvió a jugar en la clandestinidad en pulperías y boliches.
Hasta que en 1929 adquirió reconocimiento nacional, aceptado por los clubes que
crearon la Federación Argentina de Bochas.

A partir de aquí, comienzan a haber
reglas fijas con grupos de parejas de dos o más jugadores compitiendo por
ganar. Las bochas toman un nuevo color y material: se juega con ocho bochas de
madera, lisas y rayadas.

Juego
de todos los sábados de los abuelos, de más de un adulto en vacaciones y
clubes, y curiosidad de más de un adolescente interesado en probar nuevas
oportunidades, es un deporte que atrapó desde siempre a las multitudes
fascinadas por la competencia, los deseos de alcanzar las distintas metas y por
el disfrute conjunto de este entretenimiento.

No requiere correr, ni realizar un
esfuerzo físico exagerado, sólo disponerse a jugar, planificando un esquema de
juego donde el éxito se saborea grupalmente.

¿En qué consiste
el juego?

La
Bochas
se practican en equipos con la misma cantidad de jugadores, que pueden
estar distribuidos de la siguiente manera:

– equipos de 3 jugadores (tripletas) con dos bolas cada uno.
– equipos de 2 jugadores (dupletas) con tres bolas cada uno.
-equipos de 1 sólo jugador (individual) con tres bolas.
Los jugadores según sus edades, se
podrán clasificar en: Infantiles, Juveniles y Seniors, y según el sexo, en
Masculinos y Femeninos. Tanto en la Categoría Infantil como en la Juvenil, los
equipos podrán ser Mixtos, Masculinos o Femeninos,m Seniors (Masculinos y
Femeninos).

Las
Bochas se juega con bolas reconocidas por la Federación Internacional y tienen
que reunir los siguientes requisitos:

Deben ser de metal, tener un diámetro aproximado entre 7,05 cm y 8cm, y un peso
de entre 0,650 kg. y 0,800 kg. Las bochas no pueden ser modificadas de su
fabricación original, deben tener inscriptas su peso y la marca y no pueden ser
llenadas con plomo ni con arena.

Si no se cumplen estas condiciones se
descalificará al jugador.
Se han encontrado casos de bochas trucadas, recocidas o con demasiado uso que
recibirán diferentes sanciones o se les será exigida su sustitución.

Antes de
comenzar el juego se hará el mencionado control tanto de las bochas como de la
situación de los jugadores.

El
árbitro y el Comité de Competición, puede revisar en todo momento del juego,
las bochas. Se exige que estén confeccionadas en madera y que tengan un diámetro
entre 25 mm y 35 mm, pueden estar pintados.

Si
se trata de una Competencia oficial, cada jugador debe presentar su licencia
antes del inicio, conforme a las normas dictadas por la Federación.

Debiendo
llevar fotografía y firma del titular, la categoría, datos personales, Club y
Federación a la que pertenece, fecha de nacimiento, D.N.I. y fecha de confección
de la licencia. Todo jugador cuya licencia no se encuentre en regla según a las
prescripciones anteriores, será excluido de la Competición.

Se prohíbe a los
jugadores cambiar de bochas en el transcurso de la partida, excepto en las
siguientes situaciones:
– Cuando no se encuentra la bocha (se da un tiempo prudencial de 5 minutos para
hallarla)


Cuando se rompe la bocha, en este caso se tendrá en cuenta el lugar donde haya
quedado el trozo más grande. Si quedan bochas por jugar, se la cambia para
colocar otra idéntica en el mismo lugar. Al jugador que le ocurre esto, tiene
la posibilidad en la jugada siguiente de cambiar el juego de bochas.

Si
bien es un juego que se puede realizar en cualquier terreno, cuando se trata de
una competición oficial se suelen seleccionar pistas determinadas, con las
siguientes características: de 4 metros de ancho y 15 metros de longitud para
el caso de los Campeonatos Nacionales y las Competiciones Internacionales. Para
otras competiciones no deben ser más chicas que 12 x 3 m.

La
meta final es llegar a obtener 13 puntos, se puede desempatar y ajustar a 11
puntos.

En
el caso que no se trate de una competencia oficial los jugadores por sorteo
decidirán qué equipo elegirá la pista y quien comienza primero.

El equipo ganador debe trazar en el suelo una circunferencia de 0,35 m a 0,50 m
de diámetro, en la cual se deberán posicionar los jugadores. Debe estar a más
de 1 metro de distancia de cualquier límite y en las Competencias a 2 metros de
otra circunferencia.

Los pies deben estar parados en el interior de la circunferencia sin pisarla y
no deben salir hasta que el tiro de la bola haya alcanzado el terreno. El
lanzamiento de la bola por un jugador, no implica que tenga que jugar primero.

Jugar
a las bochas apasiona, entretiene, y es sobre todo el deporte “cantado” de los domingos en las plazas, de vigencia permanente