Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

El cielo, el mar y los areori

Mitos y plegarias de la Polinesia
  
  


Todos los pueblos que existen en el planeta se caracterizan por contar
con alguna clase de enseñanza esotérica  y
en muchas la base de la que parte, es el valor sonoro de los fonemas o palabras,
así  la estructura idiomática se
liga íntimamente a la fuerza de la bendición (lo bien dicho) y de la maldición
(lo mal dicho) esta es la estructura principal de las oraciones o plegarias
elevadas a la deidad.


 

Entre los isleños polinesios, estas enseñanzas son depositadas también 
en diversas palabras y así encontramos el vocablo Ao, que significa
espacio, universo, universo, origen, centro y corazón de los objetos, luz
diurna del amanecer, felicidad reinante
en el paraíso celestial.

Esta
es atrapada a

partir del festejo llamado Pae Atua, que se efectúa cada tres lunas, los
participantes se ungen con Monoi, un aceite de coco que se perfuma con flores y
raíces aromáticas, existiendo una gran diversidad de mezclas.

También deben de estar presentes los Mana y los Tiri, que son
representaciones hechas en madera de los espíritus mayores y menores, los
cuales son invocados por los celebrantes con la finalidad de obtener a Rohi,
valor y entusiasmo, mientras que otros lo que anhelan es mayor Arofa o sea
amistad y vibración armónica.

Algunos más intentan contactarse con Ruahine-Tahua, la deidad de las artes, también hay quien busca los beneficios
de Vea, el mensajero de las hojas verdes y finalmente nombraremos a los que
invocan a Rearea, el espíritu dorado y sanador, así estando todo listo
para iniciar el ritual se da la A-Ara(voz de inicio de alerta) y los Pahua-Ra
(tambores sagrados ) empezaran a sonar.


 

Los iniciados conocidos como Areori son también magníficos navegantes
debido al hábitat  y lógicamente su
capacidad de observancia la centran en el inmenso mar y en cielo trasparente y
profundo que los cubre, recibiendo este el nombre de Rai, mientras que Ruhatu es
la diosa del mar donde habita Tahauru que es el espíritu del mar.


Los navegantes utilizan el auxilio de las Feitas o estrellas para conservar la
orientación adecuada y así Fetia-Ao
es el lucero

de la mañana y como Fetia-Ave  son
designados los cometas, sin embargo la orientación principal la otorgan 
a Ocupa, la estrella polar o del norte, Tatauro, la cruz del sur, Madiri
que quiere decir ojitos y es como se le nombra a la constelación de las pléyades,
Pipiri-Ma es
la constelación Géminis

, Ahuati es Canope Takupare es Sirio y al planeta Marte se le conoce como
Fetia-Ura y a Venus como Taurua. 

Los Areori se sirven de varios  y
peculiares factores  para llevar un
conteo del tiempo, para ellos existe la estación de los vientos fríos
(junio-julio), o Paroum, se considera a la estación de Teri el tiempo en que
florecen los árboles del pan (noviembre).

Te-Tai es
diciembre o la estación en que florece el árbol Uru, el lapso que va de
febrero a marzo es designado como Pipiri, así el tiempo trascurre para estos
afortunados seres que viven respirando el Matai o viento puro, habitando islas
plenas de Tundo, (encantamiento o
hechizo),y en un estado continuo de Urahia que es la posesión del alegre
espíritu de la inspiración.  

Si
quieres aprender a realizar tu propia carta natal,
o la de otra persona, inscríbete ahora en nuestro curso gratis
de Astrología, haciendo clic
aquí
.

Y,
si quieres saber más de otras disciplinas, inscríbete ahora en nuestros cursos
gratis
:

Tarot

Numerología
Quiromancia

Runas

Velas mágicas