Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

¿Dónde estás, que no te puedo encontrar?

Y otras adivinanzas y acertijos

¿Dónde estás, que no te puedo encontrar?

Fui a la maderera, y me las agarré,
Entonces me senté, y las busqué,
Busqué la más larga,
De las que había agarrado,
Agarré lo de menos valor, pensé.
Más bien habría vendido, esto que adquirí,
Y aunque estuve buscando,
Sin encontrar nada,
A mi casa en la mano me la traje.

¿Qué fue lo que me agarré?

Déjate llevar

Tengo boca pero no hablo,
Tengo un lecho pero no me acuesto,
Corro pero no tengo pies.

¿Quién soy?

Lo más valioso

No puede ser comprado, no puede ser vendido, incluso si está hecho de oro.

¿Qué es?

Soluciones