Divorciados y vueltos a casar: ¡no tan rápido!

¿De que hablar antes de volverse a casar? Preguntas previas para no volver a fracasar..

Cuando alguien decide casarse por segunda vez o  convivir en forma permanente y estable con su nueva pareja, hay temas algo difíciles de abordar PREVIAMENTE pero que resultan INSOSLAYABLES para prevenir el fracaso de la relación. 

Alguna vez fue "contigo pan y cebolla" y "hasta que la muerte nos separe". Luego hubo divorcios, pérdidas económicas y afectivas, reorganización familiar, duelos, cambios.

Una mochila que se carga a cierta edad, que no existía a los 20 años.
 

  • Si uno de los dos ya tiene hijos del primer matrimonio y el otro no: ¿querrá tener más? El que no tuvo hijos y los desea, ¿ estaría dispuesto a renunciar a tenerlos?
  • Si los hijos del hombre que se vuelve a casar viven con la madre y de ese modo se inicia la nueva convivencia: ¿ estaría dispuesta la flamante esposa a convivir con los hijos de su marido si estos así lo desearan?
  • ¿ Tendrán relación la ex esposa con la nueva o el ex esposo con el nuevo o se ignorarán mutuamente?
  • ¿ Si los dos integrantes de la nueva pareja tienen departamento propio, en cuál de los dos vivirán? ¿ Qué aportará el otro a cambio?
     
  • Si deciden vender ambos departamentos,¿ a nombre de quién y en qué proporción comprarán el próximo?
  • Si a uno de los dos le ofrecieran un buen trabajo en el exterior, estaría el otro dispuesto a mudarse de país, dejando aquí a hijos de matrimonios anteriores?
  • Si la segunda esposa ya no fuera fértil y el hombre deseara tener un hijo, ¿ estarían ambos dispuestos a adoptar o se resignarían a no ser padres?
  • ¿ Cómo administrarán el dinero que ganen? ¿ Harán una caja común, cada uno administrará su dinero o pagarán los gastos a medias?
  • ¿ Qué pasa si la mayor parte parte del ingreso del hombre está destinada al pago de cuotas alimentarias de sus hijos de uniones anteriores? ¿ La mujer lo mantendrá a él?
  • ¿ Que haría el hombre que se casa con una mujer con hijos cuyo padre biológico perdió contacto con ellos si le pidieran que los adopte? ¿ Estaría dispuesto a hacerlo?
  • ¿ Cómo organizarán las vacaciones? ¿ Cada uno viajará con sus propios hijos o viajarán todos juntos?
  • ¿ Qué importancia tiene en la vida de cada uno el mantener el contacto con sus amigos?
  • ¿ Qué importancia tiene el desarrollo de carrera para cada uno? ¿Alguno de los estaría dispuesto a renunciar?
  • ¿ Cómo distribuirán las tareas domésticas? ¿ Quién se ocupará de la atención de los hijos del otro?
  • ¿ Proyectan hacer inversiones económicas juntos o por separado? ¿ A quién preservarán más económicamente, a la nueva pareja o a los hijos del anterior matrimonio? ¿ Y tienen nuevos hijos?
  • ¿ A quién integrarán a su grupo familiar en la obra social o medicina prepaga? ¿ A la nueva pareja o mantendrá a la ex cónyuge, madre de sus hijos?
  • ¿ Qué harán con los muebles de sus respectivos departamentos? ¿ Los mantendrán o cambiarán todos?
  • ¿ Qué actitud tomaría cada cónyuge si los hijos del otro no la/lo aceptaran?

Como verán, si en un primer matrimonio son muchas las cosas que deberían hablarse antes de casarse, en un segundo matrimonio -o tercero, o más- son muchas más y más complejas. 

Sin embargo, es necesario abordarlas para ver el si el proyecto de vida en común es viable o no, más allá del deseo, como para que perdure en el tiempo y no fracase súbitamente cuando la historia de vida de cada uno se haga presente.

 ¿Quieres conocer los Pasos para Encontrar a la Pareja Perfecta?
 Inscríbete ahora en nuestro curso gratis y comienza a buscar la pareja ideal, haciendo clic aquí.
 Y luego, aprende cómo usar la ley de la atracción para encontrar a la pareja ideal