Dar propina en Francia y Holanda

Dar propinas en Europa podría ser muy distinto a lo que se acostumbra en tu país de origen. Aquí te contamos todos sus secretos...
Dejar propina en Francia

En los restaurantes, como regla general, el servicio de mesa estará incluido en la factura del restaurante (service compris). Si no estás satisfecho con el servicio recibido, no dejes propina alguna.

Si sientes que ha estado bien, deja el 10%; si estás muy satisfecho, deja el 15%. Si el servicio no está incluido —service no compris—, una propina del 15% será siempre apropiada. Si te encuentras en un restaurante muy concurrido, entrega la propina al mozo en persona y di “c’est bon.”  
 

En la peluquería, dejar €2 por el corte, €1 por el lavado, será lo más conveniente, y deberás dárselo directamente a la persona que haga cada una de las tareas. 

Si piensas viajar en taxi en la noche parisina, redondea hacia arriba —si el viaje te sale €17,50, deberás pagar €18—. Si el conductor ha sido particularmente atento, puedes recompensar con más dinero. 

Si te encuentras pasando tus días en una pequeña posada u hostería familiar, lo mejor será dejar unos €6 al final de la estadía. 

Dejar propina en Holanda

La mayor diferencia entre que se da entre Holanda y gran parte de los países americanos es que, en estos últimos, el dejar propina es algo muy habitual; casi una costumbre.

Sin embargo, en Holanda, sólo se deja propina cuando se está muy satisfecho o contento con el servicio; es algo extraordinario y especial.

Estos son los tips para dar propina en Holanda:

En los restaurantes y pubs la propina es del 10%, y debe dejarse sobre la mesa.

En los taxis: €1.

Tours: entre €2 y €5.

Hoteles: los maleteros, sirvientes, botones, y administradores deben recibir la propina en sus manos, y va desde los €2 a los €7.

Peluquería: nada de propinas.

Baños públicos: a menudo son pagos. Entre 50 centavos y €1. 

Siguiente: Dejar propina en Italia y Suiza