Cómo viajar por el mundo gratis

Trucos y consejos para empezar a viajar de forma gratuita usando millas y puntos
  
  


En este momento, en algún lugar a 10.000 metros de altura, hay un vendedor de
hamburguesas comiendo caviar con una cuchara de porcelana.

O un empleado de un
banco

disfrutando un Champagne de US$300. Están volando en la primera clase
internacional de Cathay Pacific, Emirates, o alguna de las otras aerolíneas que
se toman en serio el servicio al pasajero, y pagaron unos pocos cientos de
dólares por ese privilegio.

Siga leyendo para ver cómo puede viajar a Europa o al Pacífico Sur por menos de
lo que cuesta una cena en familia.


Hay dos monedas virtuales de viajes a tener en cuenta: las millas de viajero
frecuente y los puntos de los hoteles.

Ambas pueden obtenerse mediante una combinación de métodos, o pueden comprarse
en ventas ocasionales.

Pero, independientemente de su selección, no es necesario tomar un sólo vuelo ni
pasar una noche en un hotel para empezar.

Por supuesto, para quienes viajan por negocios es mucho más sencillo acumular
saldos en sus cuentas, pero usted puede acumular lo suficiente como para cruzar
el Atlántico con su pareja o llevar a su familia de viaje, sin esforzarse
demasiado.

Comenzar es simple. Para ponerse en marcha, tendrá que inscribirse en el
programa de viajeros frecuentes de su aerolínea preferida, y en las cadenas
hoteleras en las que suele hospedarse.

Cada aerolínea tiene un programa de beneficios, pero es importante escoger una
aerolínea (o una alianza de aerolíneas) y mantenerla.

Supongamos, por ejemplo, que usted vive en Chicago. Usted debería optar por
American o United, ya que estas aerolíneas tienen sus "centros" en esa ciudad.

Usted tendrá una mayor variedad de opciones de vuelos sin escala, por lo que si
tiene que ir a Tokio o a Wichita, podrá llegar allí sin tener que cambiar de
avión.

Acumular al viajar es la forma más fácil de acumular millas, pero sólo si usted
viaja con frecuencia. Normalmente, usted obtendrá una milla de premio por cada
milla que viaje, así que si está viajando de Chicago a San Francisco, puede
acumular 2.000 millas por cada viaje.

Si usted viaja de Chicago a Hong Kong, esa cantidad ascenderá a cerca de 8.000
millas, 16.000 entre ida y vuelta.

En base a esas tasas, y suponiendo que un pasaje de cabotaje económico de ida y
vuelta doméstica cuesta 25,000 millas, usted tendrá suficientes millas para
volar a cualquier lugar de EE.UU. después de pagar dos viajes de ida y vuelta a
Hong Kong.

Los socios preferenciales (los verdaderos viajeros frecuentes) ganan aún más
millas.

Las bonificaciones de las tarjetas de crédito pueden conseguirle un vuelo de
forma gratuita aún más rápido.

Algunas tarjetas de primer nivel ofrecen hasta 50.000 millas o más cuando uno
adquiere la tarjeta y cumple con requisitos de gastos mínimos, pero esas ofertas
suelen venir junto con cuotas anuales de alrededor de US$100 y el mandato de que
usted gaste US$5.000 o más con su tarjeta en los primeros meses después de abrir
su cuenta.

Sin embargo, los beneficios pueden ser enormes, por lo que si usted califica y
puede cumplir los requisitos, esta suele ser la mejor manera de aumentar su
millaje y sus puntos de hotel.

Canjear millas es mucho más fácil que ganarlas, suponiendo que tenga la cantidad
necesaria para llegar a donde quiere ir.

Si usted acumula millas en una aerolínea, generalmente podrá canjearlas por
vuelos de esa compañía, o viajes en alguna otra compañía. Si usted tiene millas
“MileagePlus” (de United), por ejemplo, puede viajar con Air Canada, Lufthansa,
Swiss, Thai u otras múltiples aerolíneas, por lo general por el mismo número de
millas (a veces más).

Los valores varían según la aerolínea, pero deberá gastar alrededor 25/35/50
miles de millas para vuelos de cabotaje por Estados Unidos en clase turista/business/primera,
duplique (o más) esas cifras para Europa, y multiplíquelas por 2.5 para vuelos a
África, Asia, Australia o la India.

Además, tenga en cuenta que los vuelos gratuitos están regulados por
restricciones de capacidad muy estrictas, por lo que incluso aunque haya un
asiento disponible para la venta, es posible que no pueda utilizar sus millas
para "comprarlo".

Las estadías en hoteles suelen acumular puntos para el plan de esa cadena
hotelera, aunque hay excepciones en las que se pueden obtener millas.

Sin embargo, es probable que obtenga un mayor provecho de los puntos del hotel.
La obtención de puntos funciona de forma diferente en los hoteles.

Usted recibirá un número fijo de puntos (probablemente entre 2 y 10) por cada
dólar que gaste en el hotel, incluyendo el costo del alojamiento, las comidas
facturadas a la habitación, el servicio a la habitación, los recargos de
internet, etc. Usted no obtendrá puntos por el pago de impuestos.

Las tarjetas de crédito de los hoteles pueden acumular puntos rápidamente, tal
como lo haría la tarjeta de una aerolínea.

Los bonus funcionan casi de la misma manera, pero como las tasas de reembolso
pueden variar significativamente entre una cadena y otra, usted debería
informarse sobre cada programa antes de elegir.

Puede ganar entre 20.000 y 100.000 puntos por obtener una tarjeta de crédito.
También puede ganar puntos al adquirir un tiempo compartido con esa cadena
hotelera, así que, si está pensando en eso, nunca está de más preguntar durante
la negociación.

Canjear los puntos de los hoteles suele ser más fácil que encontrar un vuelo
gratuito adecuado, ya que muchas cadenas le permitirán asegurarse una habitación
de hotel gratuita, siempre y cuando haya una habitación básica disponible.

Los requisitos puntuales pueden variar enormemente, dependiendo de la cadena
hotelera, la ubicación del hotel y la categoría del hotel.

En general, los hoteles que resultan más caros al pagar con dinero en efectivo
suelen requerir más millas. Los reembolsos varían significativamente aquí, por
eso es recomendable leer detenidamente el programa para elegir la cadena
adecuada.

Comprar millas y puntos es otra opción, pero sólo es recomendable hacerlo para
recargar su cuenta antes de realizar un canje.

Por ejemplo, supongamos que usted está tratando de reservar un vuelo de Seattle
a Miami, ida y vuelta.

La aerolínea requiere 25.000 millas, pero usted sólo tiene 22.000. Puede comprar
lo que le falta, ya sea en la caja o por anticipado, por un precio relativamente
elevado.

Por ejemplo, si usted el valor de cada milla equivale a dos centavos, la
aerolínea puede exigirle que pague tres centavos.

Esto sólo tiene sentido si necesita esas millas para un vuelo específico. De vez
en cuando, las aerolíneas venden millas con descuento, y pueden realizarse
buenos negocios; pero es recomendable dejar esas oportunidades para un poco más
adelante, una vez que tenga más conocimientos sobre cómo aprovechar al máximo
cada programa de millaje.


Ahí lo tienen. Esos son los fundamentos básicos y, si bien no hemos tenido
tiempo de entrar en detalles en esta presentación, usted ya puede comprender (de
forma elemental) cómo viajar de forma gratuita.

Vaya a nuestra página de inicio y, cuando tenga tiempo, siga leyendo sobre los
distintos programas, junto con las técnicas para aprovechar los planes de su
aerolínea o su cadena hotelera al máximo.