Cómo viajar barato a Costa Rica

10 consejos prácticos para conocer Costa Rica de punta a punta, viajando bien y barato


Vuelos baratos fuera de temporada

Un pasaje de ida y vuelta a Costa Rica durante la temporada baja puede llegar a costar nada más que US$250. Antes de comprar sus pasajes, tenga en cuenta que los meses de septiembre y octubre son bastante lluviosos en muchas partes del país.

La temporada de lluvias (o temporada verde, como suelen llamarla los encargados de las relaciones públicas), lo que a menudo implica algo más que algunas lluvias aisladas.

Por lo general, se trata de lluvias frecuentes durante todo el día. En un país donde la mayoría de las atracciones turísticas están al aire libre, esto puede ser realmente problemático.

Pero si no le importa tener que empacar bastante ropa de lluvia, podrá disfrutar de pasajes aéreos baratos. Los vuelos durante la temporada alta cuestan un poco más, pero las lluvias en esa época del año suelen limitarse a unas pocas horas por día como mucho. La diferencia de precio es realmente considerable. Por cierto, las temperaturas mensuales varían mucho menos que las precipitaciones.

Los vuelos rápidos le agregarán días a su estadía

Viajar por las rutas de Costa Rica durante sus vacaciones puede ser una experiencia gratificante, pero también es probable que le lleve más tiempo de lo que espera.

El estado de las carreteras varía mucho, pero no suelen estar a la altura de lo que se requiere para viajar a grandes velocidades. Los promedios de precipitaciones suelen superar los 30 mm. cada dos meses, y esto no ayuda mucho.

Si usted lo planea bien, tomar un vuelo corto podría hacerle ganar un día de playa o para pasear por el bosque. Costa Rica tiene dos líneas aéreas nacionales: Nature Air y Sansa.

Reservar un vuelo desde Liberia hasta San José por Nature Air podría transformar un viaje de auto de cinco horas en un viaje aéreo de 45 minutos. Costo: alrededor de US$78.

Reserve una habitación barata, pero confortable

El Hotel El Sueño de Santa Elena, nunca va a ser confundido con un hotel cinco estrellas. Los cuartos son pequeños. No tienen televisión, teléfono, escritorio ni sillones. Las paredes, los techos y los pisos son todos iguales.

El mobiliario está desgastado. Es básicamente un lugar limpio y tranquilo para dormir. Pero, a diferencia de las habitaciones más baratas, estas tienen baño privado con ducha de agua caliente.

El costo en la temporada baja es de US$21 la noche, incluyendo un desayuno caliente preparado a pedido. Se podía incluso elegir entre huevos y jamón o el tradicional desayuno costarricense “gallo pinto” (arroz y frijoles).

Alojarse en un hotel que no sea lujoso no implica que usted tenga que sentirse incómodo.

Habitaciones con agua fría

Si usted está dispuesto a arreglárselas sin agua caliente por una o dos noches durante sus vacaciones en Costa Rica, podrá conseguir alojamiento por menos de US$10 por noche.

Cabe aclarar que no es una certeza que vaya a haber agua caliente disponible todo el tiempo en un hotel barato en Costa Rica. Francamente, la calidad de los alojamientos más económicos probablemente no cumpla con sus expectativas.

Algunos alojamientos tienen pisos de concreto y escasa protección contra intrusos externos o insectos. Teniendo en cuenta esto, es recomendable preguntarle a su anfitrión sobre estas cosas.

Pero si usted tiene un presupuesto escaso y está dispuesto a sacrificar el agua caliente por una noche, puede llegar a pagar US$8 por persona (tal vez incluso menos).

No descarte las habitaciones con buena vista

Las vistas son realmente impresionantes en las habitaciones del Hotel Villa Blanca en Playa Ocotal. Este pequeño hotel se encuentra sobre una colina, no muy lejos del Pacífico.

El lugar tiene su propio patio al aire libre y una zona de piscina. Las habitaciones, especialmente en la temporada baja, salen menos de US$100 por noche.

Sin duda, los viajeros que no quieran gastar grandes cantidades pueden encontrar habitaciones más baratas en los alrededores. Pero lo cierto es que se suele pagar mucho más por habitaciones con estas características.

Un consejo: no tenga miedo de considerar todas las posibilidades de alojamiento en Costa Rica. Usted podría creer inicialmente que una habitación está fuera de sus posibilidades, pero finalmente podría resultarle muy conveniente.

Coma como los locales

Costa Rica tiene uno de los más altos estándares de vida en América Central, pero el ciudadano promedio no compra aperitivos de US$10 y platos de US$30 en los restaurantes turísticos de moda.

La gente come comidas deliciosas, pero a un precio razonable en las tradicionales "sodas" de Costa Rica. Estas sodas no tienen nada que ver con la bebida gaseosa.

Se trata de un pequeño restaurante o puesto de comida que ofrece “Casados” deliciosos a precios accesibles.

El casado es la comida típica del día. Un ejemplo de un casado podría ser un plato de porotos rojos, arroz, bananas fritas, cebollas a la parrilla, queso y un pequeño trozo de carne.

Estos platos pueden conseguirse por alrededor de US$4. Comer todos los días estos platos podría llegar a ser un poco aburrido. Después de todo, los casados son muy similares en todos los pueblos.

Pero los casados baratos le ayudarán mucha a mantener su presupuesto.

El desayuno puede ser especial

Siempre es importante desayunar cuando usted está de viaje, especialmente si está incluido con su alojamiento.

Pero los desayunos costarricenses forman parte de la experiencia general de viajar a Costa Rica y, por lo general son lo suficientemente abundantes como para permitirle evitar un almuerzo caro.

Usted puede conseguir desayunos con precios de alrededor de US$5, como por ejemplo el que sirven en “La Luna Azul” en las playas del Coco, en la costa noroeste.

El propietario de este pequeño establecimiento se enorgullece de los desayunos memorables que preparan, para los que toman prestadas recetas de Emeril, a las que añaden algunos de sus toques especiales.

En otros lugares, usted podrá sentarse en un patio al aire libre y observar la naturaleza mientras come.

Vaya al supermercado

Una de las grandes experiencias culturales de visitar cualquier país nuevo es visitar el supermercado. ¿Le parece aburrido? La mayor parte de las veces es una experiencia reveladora.

Usted podrá ver qué alimentos consumen los costarricenses. Va a poder observar qué compra la gente. Lo mejor de todo, usted podrá pagar los mismos precios que pagan los residentes.

Esa lata de Coca-Cola Light que compró en la playa por US$ 2 va a costar mucho menos en el supermercado. Por lo general, mucha gente suele sentirse impresionada de que un turista haya incursionado en su mundo.

Probablemente ellos conversen con usted y le ofrezcan consejos útiles para sus vacaciones.

Pasee en bicicleta

Hoy en día, con las crecientes tarifas que se debe pagar por el equipaje, no tiene mucho sentido llevar una bicicleta a su destino, a menos que usted sea un ciclista profesional.

Para la mayoría de las personas, un alquiler barato por un día o por unas horas podría resultar conveniente. Sin embargo, en Costa Rica muchos de los caminos están en malas condiciones, y durante la temporada de lluvias algunos se vuelven intransitables.

Entonces, ¿por qué es recomendable pasear en bicicleta? A veces, las distancias de pocos kilómetros pueden recorrerse de manera más práctica en bicicleta que alquilando un auto.

Sin embargo, Costa Rica también presenta oportunidades para practicar el ciclismo de montaña. En La Fortuna, usted puede alquilar una bicicleta por menos de US$25 diarios.

Viaje en autobús

Si usted quiere trasladarse desde Alajuela, donde está el aeropuerto más grande de Costa Rica, hasta Arenal, donde se encuentra el volcán más famoso de Costa Rica, usted tiene diferentes opciones en cuanto al transporte.

Usted puede contratar una cómoda minivan que lo llevará de puerta a puerta por alrededor de US$40, o puede tomar un colectivo local por aproximadamente una décima parte de ese precio.

Este colectivo tarda un poco más, pero recorre una zona de campos con fascinantes aldeas en la cima de las montañas, plantaciones de café en las laderas y pequeños pueblos.

Además va a pasar por estaciones de autobús que le permitirán conocer un poco más la vida cotidiana de los habitantes de Costa Rica.

El precio del viaje en colectivo está pensado para adaptarse a los salarios de la gente local. Aproveche su bajo precio, pero no deje de disfrutar del entorno y las personas con las que se encontrará en el viaje.