Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cómo solucionar problemas de arranque en nuestra PC

Los problemas de arranque de nuestra PC pueden ser un verdadero dolor de cabeza. En esta nota veremos cómo resolver los inconvenientes más comunes en el arranque de nuestro equipo
  
  


Uno de los peores problemas que puede enfrentar un usuario al intentar iniciar
una PC, es que esta no responda o le entregue un mensaje de error que, a primera
vista, parezca difícil de solucionar.


Si bien algunos de los problemas de arranque de un equipo pueden requerir de la
mano de un experto, también hay muchos otros que tienen una solución mucho más
simple de la que imaginamos.


En esta nota veremos algunos de los problemas más frecuentes y sus posibles
soluciones.


La PC no enciende




El primer problema “clásico” al que podemos enfrentarnos es que la PC no
encienda.

En este caso lo primero que debemos hacer es verificar que los cables estén
correctamente conectados a la energía eléctrica, tanto el del gabinete como el
del monitor.

En el caso de que el gabinete se encuentre correctamente conectado
a un estabilizador, UPS u otro tipo de dispositivo que cuente con un
interruptor, debemos verificar que esté encendido.


Los estabilizadores y UPS también pueden fallar, así que no es mala idea probar
conectar la computadora directamente a la electricidad para verificar que
ocurre.

Si el monitor indica que no tiene señal, hay que verificar que no se haya
aflojado el cable que va desde el gabinete hasta el monitor, en cuyo caso, será
necesario ajustarlo.


Si realizadas todas estas verificaciones
,
el problema continúa
,
hay que prestar
atención a lo siguiente. Si las luces del gabinete encienden y el sistema no
emite un pitido al iniciar (como lo hacen las placas madres al arrancar), el
problema puede estar en la placa madre.

También puede ocurrir que algunas placas
madre emiten varios pitidos cuando hay anomalías o bien, en modelos más
avanzados, que una voz indique una alerta sobre el problema,
e
n estos casos es
recomendable que un experto verifique el problema.


Si el equipo, estando correctamente conectado, no enciende ninguna de las luces
de estado (de encendido,
disco duro, unidades, etc.) es probable que se trate de
un problema de la fuente de alimentación.

Si contamos con suficiente
conocimiento, podemos probar cambiarla por otra para probar si se soluciona el
inconveniente, de lo contrario es recomendable que el equipo sea visto por un
experto de confianza.

Siguiente:
Mensajes de error
al iniciar nuestra PC

Aprende a usar el Word como un
profesional
. Inscríbete
ahora
en nuestro
curso gratis de Microsoft Word