Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cómo hacer que la “primera vez” con tu pareja sea fabulosa

La pasión está. Conoces a alguien y sientes que ya es el momento para pasar de lo emocional a lo físico. Pero ¿cómo hacer para que la primera vez no sea una noche más, que fácilmente se olvide?
  
  


El más frecuente tipo de encuentro para tener sexo por
primera vez es con alguien con quien usted ya tiene una relación previa.


Llamaremos a este tipo “sexo de relación”. El sexo de
relación significa que ambos entienden que pueden seguir viéndose y hablando
inclusive después de tener sexo. De hecho, sería absolutamente normal que el
sexo de relación ocurra después de que usted haya estado viéndose por mucho
tiempo sin que “pase nada”.


En este escenario el sexo no es el comienzo de una relación,
sino la profundización de ésta. Es también muy común que una relación comience
con un encuentro sexual. Si el sexo es bueno, usted puede desear ir más lejos en
la relación y ver si se puede conectar en otros niveles importantes e intentar
en conjunto que la relación persista. Esto puede inclusive terminar en
convivencia o en matrimonio.

Estas son las reglas que debería seguir el sexo de relación:

1- El consentimiento mutuo es obligatorio.
Además de esta regla hay otras que tienen que estar presentes:
2- El respeto
absoluto es obligatorio.
3- El cuidado mutuo es obligatorio.
4- La comunicación abierta y honesta es obligatoria.
5- La amabilidad y caballerosidad son la norma, y lo “salvaje” sólo es permitido
si es mutuamente consentido



LAS REGLAS



1.


El consentimiento
mutuo es obligatorio. ¿Si usted o ella no gozan, cuál es el punto? Recuerde
que no estamos utilizando al otro como objeto, tenemos que ser cariñosos. Es
correcto que uno de los dos intente cosas porque a la otra persona le gusta que
haga eso, pero tienen que ser consentidas previamente, y no impuestas por la
fuerza.



2.



El gran respeto es
obligatorio. El respeto implica que usted está enterado de lo que la otra
persona desea. Usted está dispuesto a descubrir de qué son capaces ambos en
materia sexual. Su amante pudo haber sido dañada psicológicamente o
emocionalmente en las últimas relaciones que tuvo.
De hecho, en la mayoría de
los casos casi todos fueron desilusionados alguna vez. En el otro extremo
pudieron haber experimentado abuso sexual cuando eran niños. Pueden sentirse
inseguros por su sexualidad. Pueden tener autoestima baja como amantes. Pueden
ser absolutamente inexpertas en técnicas sexuales.
Usted debe ser extremadamente
paciente y sensible a los límites de su sexualidad. Por lo tanto, respete
a su pareja y déle el tiempo necesario para que se sienta bien al lado suyo.



3.



El cuidado es
obligatorio. El amor se da y se recibe siempre como un regalo. El sexo sin amor puede ser un gran sexo,
pero si se le agrega cuidado el sexo puede transformarse en un calor que
conecte dos corazones y almas.
Éste sexo va más allá de la técnica. El
sexo con cuidado deviene de dos amantes plenos. El sexo con amor proviene de los
amantes desbordados. El cuidado permite
conectar los movimientos sexuales para lograr la creación de una conexión
espiritual más profunda.
La mayoría de los hombres desean una conexión
emocional y la mayoría darán la bienvenida a una experiencia más espiritual del
sexo, pero están asustados y todavía no saben como lograrlo. La mayoría de las
mujeres requieren en cambio una conexión emocional como entrada para lograr un
sexo con cuidado.



4.



La caballerosidad se
utiliza según lo requerido, y la “rudeza” se utiliza según lo deseado
mutuamente. Con consentimiento mutuo cualquier cosa está bien. Pero es generalmente
mejor comenzar con más caballerosidad y progresar a más impetuosidad lentamente, pues
así va aprendiendo lo que ella desea y a su vez lo que a usted le gusta de ella. Muchas mujeres
son apasionadas y “juguetonas” mientras se sientan bien seguras. Pero si usted
no ha establecido un alto grado de confianza con ella, lo “salvaje” puede terminar
prematuramente con lo que podría haber sido una relación sexual apasionada y a
largo plazo.



5.



La comunicación
abierta y honesta es obligatoria. Hable de sexo. Dígale lo que a usted le gusta
y lo que no. Una buena manera de hacer esto es ofrecer las opciones A y B y
preguntar cuál le gusta más a su pareja. Esto evita el daño a los egos frágiles
a los que los hombres jóvenes son tan propensos cuando están aprendiendo a ser
amantes.
Si un hombre escucha, “a mi no me gusta eso”, es muy fácil que sienta
que está lastimando a su pareja y esto puede hacer que se retire, se enoje o
reaccione de alguna otra manera inadecuada.
Pero si usted le da a su pareja, por ejemplo, la
opción entre tocar sus pechos de una manera u otra, y pregunta cuál es la mejor
para ella, usted no tendrá su ego lastimado y aprenderá más rápido el gusto de
ella. De esta manera un amante común se transforma en un gran amante.


Si usted necesita estimular su imaginación para saber qué
intentar, lea cualquiera de los varios manuales del amor disponibles en
librerías especializadas. Y luego utilice alguna de las técnicas allí
explicadas para descubrir las preferencias de su mujer.


Una vez que usted se considere honesto con sus actitudes
entonces podrá moverse con comodidad en los aspectos físicos de amar: como el
acto en cuestión, el juego previo, el juego posterior y todos los momentos
jugosos que tiene el sexo.


En Oriente hay una tradición antigua llamada “el amante
guerrero”, donde el hombre se prepara física, emocional, y mentalmente para la
“gran batalla”. Esto no es para dominar o derrotar a su amante sino para
provocar lo mejor en ambos y alcanzar nuevas alturas en la sexualidad.


La idea de crear el ambiente correcto para hacer el amor
puede parecer artificial o calculada, pero allí también se encuentra el arte del
gran amante. Un lugar aislado, unas velas, buena música, un buen vino, una
comida especial, sábanas limpias pueden sonar como una escena trivial de una
vieja película pero todavía funcionan. Las mujeres aman ser adoradas y crear un
lugar especial para amarlas demuestra que usted la adora también.

Sepa que el juego previo es muy importante para
llevar a una mujer a la satisfacción sexual. El mismo puede llegar a despertar
la pasión y llevarla al punto máximo de su deseo. Pero también es muy importante
el después. Luego de hacer el amor toda la noche, usted se levanta y se quiere
ir como si ya todo hubiera acabado.

Pero su amante no quiere que se vaya. Tómese el
tiempo necesario y haga el esfuerzo de demostrar su aprecio y tenga el cuidado
de tratarla con palabras suaves y compartir el desayuno por lo menos. Es una
ventaja seguir siendo la misma persona cariñosa que era horas antes de concretar
el acto. Salvo que no quiera verla más.

Finalmente, aunque esto no tendría por que ser dicho,
practique siempre el sexo seguro. Utilice condones para tener sexo seguro.
Más todavía cuando tiene relaciones por primera vez con esa persona. Recuerde
que el sexo seguro por primera vez significa que nadie saldrá lastimado y
podrán seguir siendo amantes por mucho tiempo.

Una
buena oportunidad para mejorar tu vida sexual, es realizar un
Taller
de Sexualidad y Erotismo

como el que puedes realizar
gratis
haciendo
clic
aquí
.


También
puedes encontrar otros cursos gratis que te ayudarán a
mejorar tu sexualidad
y tu relación de pareja en:


Sexo
y comida: el Tantra del amor

Cocina
afrodisíaca