Cómo hacer para que tu perro deje de saltar

Técnicas seguras para que tu perro deje de saltar sobre ti y sobre todos tus muebles
Seguro que es lindo ver a tu cachorrito saltar una y otra vez sobre tus piernas, en una clara demostración del afecto que siente por ti y de la felicidad que le da verte, pero es importante romper este hábito lo más temprano posible.

¿Por qué? Porque ya no resultará tan lindo y gracioso que un perro de 50 kilos de abalance sobre ti —y sobre tus visitas— a modo de bienvenida. Igualmente malo es que tu perro, ya crecido, ande saltando sobre tus muebles.  

A continuación, te enseñamos a hacer que tu perro deje de abalanzarse sobre personas y muebles. 

Muebles a salvo de tu perro: 

  • Saca a tu perro del mueble en cuestión y grita: “¡Abajo!”. Enseña a tu mascota desde un primer momento que no ves con buenos ojos sus incursiones sobre el mobiliario.
  • Sé constante. Es importante que no permitas a tu perro saltar sobre los muebles un día y al siguiente no hagas caso cuando se recuesta sobre tu sillón favorito. Muestra una conducta estricta.
  • No dejes alimentos sobre las mesas o mesadas. Éstas son tentaciones que un perro en proceso de entrenamiento no puede resistir.
  • Limita el área de tránsito de tu perro a aquellas zonas que no tienen muebles con capacidad de albergarlo en caso de que decidiera saltar sobre los mismos durante tu ausencia.
  • Consulta con un veterinario especialista en conducta animal si el hábito persiste.  

Personas a salvo de tu perro: 

·     Sé consistente, tanto con cachorritos como con perros adultos. Es improductivo desalentar a tu perro a saltar sobre otras personas mientras que le permites que se abalance sobre ti y lama tu cara.

  • Échate hacia atrás cuando tu perro te vea entrar y se lance sobre ti. Dale la espalda si es necesario.
  • Espera a que deje de saltar y luego felicítalo cuando lo haga. Deja que se escuche un fuerte “Bien”.
  • Ordena a tu perro que se siente —si es que responde a esta orden—, y no lo toques hasta que lo haga. Recuerda: debes ser consistente.
  • Si ni se quiere sentar o no responde al comando de sentarse, entonces dile que vaya a buscar su juguete. Esto redirigirá la energía del animal del salto a la búsqueda del juguete.
  • Practica con tus amigos una vez que el perro haya aprendido a no abalanzarse sobre ti. Entrega algunas golosinas para perros a tus amigos y procura que ellos recompensen al animal cuando éste no les salte encima.
  • Anticipa las situaciones que impliquen riesgos de saltos, y dile a tu perro que se siente o redirige su atención hacia otra cosa.
  • Recompensa a tu perro cuando no salte, sobre todo durante esas situaciones que podrían terminar siendo incómodas.  

¿Quieres conocer a tu perro? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí.