Como evitar que tu tablet te provoque dolor

Pon en practica estos consejos y evita los dolores y problemas de salud que puede provocar el uso de tablets y otros dispositivos…


Mucha gente pasa cada vez más tiempo leyendo libros electrónicos o usando un iPad.

Si bien estos dispositivos son muy útiles, usted puede sufrir un considerable dolor en el cuello y los hombros, si no los utiliza de forma correcta.

Un estudio
reciente demostró que el ángulo del cuello marca una gran diferencia.

Mirar una tableta durante mucho tiempo puede afectar su cuello, su cabeza y sus hombros. Cuanto más abajo esté el dispositivo, más tendrá que doblar el cuello para poder usarlo
.

En el cuello se encuentra la parte superior de la columna vertebral, una serie de pequeños huesos llamados vértebras cervicales.

Los investigadores determinaron que sostener una tableta demasiado baja puede obligar a las vértebras a doblarse demasiado hacia adelante, generando tensión, e incluso lesiones en músculos, nervios y tendones.

Pero cuando quienes participaron en el estudio utilizaron una tableta sostenida en un ángulo más elevado, se redujo tanto la tensión en el cuello como el dolor.


Para evitar el dolor, los investigadores de Harvard recomiendan la adquisición de un soporte que sostenga su dispositivo en un ángulo de visión confortable, para que usted no tenga que doblar mucho el cuello.

Y no se quede quieto por mucho tiempo.
Se recomienda cambiar de posición cada 15 minutos, ya sea poniéndose de pie, sentándose o desplazando el peso corporal.

La postura es importante, sin importar qué tipo de dispositivo esté utilizando, por lo que
los expertos recomiendan lo siguiente, para computadoras portátiles o de escritorio:



* Utilice un teclado externo para que su cuello no se tense.

* Siéntese con el cuello recto, no doblado.

* La parte superior del monitor debe estar justo por debajo del nivel de sus ojos.

* Mantenga los hombros relajados y los codos cerca del cuerpo.

* Las manos, las muñecas, los antebrazos y los muslos deben estar paralelos al suelo

* Lo mejor es usar una silla lumbar, pero si usted no tiene una, coloque un almohadón en la parte baja de su espalda.