Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cómo evitar la adicción al ejercicio (vigorexia)

Todo exceso es perjudicial, hasta de lo más sano que puede existir: la actividad física. Pautas para mantener un equilibrio y estar sano sin obsesionarse…
  
  


El ejercicio físico
es muy importante para mantener una vida sana, pero como
todas las situaciones, debe existir un equilibrio.

Los excesos siempre son negativos ya que la persona comienza a manifestar una
adicción que le resulta difícil de controlar.

“Despojarse de esta obsesión es complejo ya que la práctica deportiva siempre es
bien vista.

El problema es que cuando se exagera la actividad puede ser extremadamente
peligroso y generalmente está relacionado con un
trastorno alimenticio
,
comenta la Licenciada en Nutrición argentina Emilia Constábile


Síntomas de la adicción al ejercicio

·
Necesidad de estar continuamente haciendo ejercicio

·
Posponer otras actividades para realizar ejercicio

·
Continuar la actividad aunque se tengan lesiones

·
Abstinencia cuando por causas de fuerza mayor no pueden realizar ejercicio

·
Trastornos de la alimentación

·
Distorsión de la imagen personal

·
Baja autoestima

·
Dieta alta en proteínas que se suele acompañar con medicamento


Causas:

·
Presión sociocultural

·
Culto a la belleza

·
Conflictos emocionales no resueltos

·
Alteraciones de los neurotransmisores del cerebro


Consecuencias:

·
Depresión

·
Angustia

·
Compulsión


Es muy importante comenzar una terapia psicológica para poder revertir este
trastorno ya que es tan peligroso como otras obsesiones y compulsiones.

“La vigorexia suele ser peligrosa porque va acompañada de anorexia y en muchas
otras circunstancias de bulimia, lo cual agrava el cuadro y lo hace aún más
complejo
”, opina la psicóloga Constábile.

Isabel de los Ríos, nutricionista certificada,
es autora de "Comer para perder",
una obra que utiliza un enfoque original y alternativo para
adelgazar en forma
permanente y saludable
. Encuéntralo haciendo
clic aquí