Cómo dejar de estar solo, y dejar atrás la soledad

Qué hacer cuando se está solo sin que este estado sea una elección
  
  


La
soledad no siempre se elige. Cuando comienza a incomodar o perturbar el
comportamiento diario de una persona puede ser el momento adecuado de pedir
algún tipo de ayuda o consejo, ya sea a un conocido, familiar o a alguna persona
experta en el tema.

“Hay que saber diferenciar entre estar solo y sentirse
solo. Hay mucha gente que está rodeada de gente, compañeros de trabajo, amigos,
incluso pareja y siente un vacío difícil de explicar.

Estos casos son mucho más
complicados ya que la persona debe conocerse lo suficiente o aprender a hacerlo
para determinar la causa profunda que ocasiona ese malestar”
, sostiene la
psicóloga argentina Romina Farrel.

Síntomas
de quien se siente solo:

·
Sensación de no encajar en ningún sitio (sentimiento de no pertenencia)

·
Estar aislado del resto de la gente

·
Sentir que nadie demuestra interés

Muchas
veces, la depresión es una de las consecuencias que presenta la soledad. “Hay
que estar predispuesto a querer revertir la situación. Intentar integrarse con
los compañeros de trabajo o del entorno en que se esté ya que nadie está
completamente aislado en la vida.

Interesarse por el otro, entablar
conversaciones, tener una mirada positiva de la vida son intenciones muy
necesarias para no caer en un cuadro intenso de tristeza”,
continúa
manifestando la profesional.

En
determinadas circunstancias, el estar mucho tiempo sin pareja puede ser uno de
los motivos para aislarse del resto de la gente.

Es muy habitual en personas
ya adultas. Los amigos ya han formado pareja o tienen hijos y ya no frecuentan
los sitios recreativos de antes.

Esta situación va generando un aislamiento que
en muchas ocasiones no se advierte conscientemente. La gente se va distanciando
por las propias experiencias de la vida y muchos quedan relegados en el camino y
deben comenzar de cero: hacer amigos, integrarse a otros grupos hasta tener una
nueva oportunidad tanto en la amistad como en el amor
”, reflexiona la
especialista.

Ideas
para integrarse en el círculo en el que se mueva:

·
Hacer un esfuerzo por conocer a los compañeros de trabajo, curso, estudio.

·
Integrarse en las conversaciones y darse a conocer.

·
Ofrecer colaboración cuando se vea que alguien la necesita

·
Frecuentar salidas en grupo y si no surgen, ser el protagonista y plantear
alguna actividad en conjunto.

·
Asistir a grupos de autoayuda para personas en una misma situación. Es una de
las mejores maneras de comprender por la realidad que se está atravesando y es
una buena alternativa de hacer nuevas amistades con un mismo objetivo.

·
Confiar el problema a un profesional o conocido que inspire confianza y pueda
resultar de apoyo en caso de necesidad.

· Los
fines de semana o días libres no quedarse aislado en el hogar, sino salir con
gente. Si el teléfono no suena, hacer uno mismo las invitaciones o sugerir
salidas que puedan resultar atractivas a los demás.