Home > Salud y Bienestar > Psicología

Estrés

Cómo combatir la fatiga con pausas energizantes

Evite agotar su energía y siga estos consejos para volver a cargar las pilas para su rutina diaria

¿Hasta dormir lo hace sentir cansado? A mucha gente le sucede lo mismo. De hecho, más de dos millones de personas de todas las edades y niveles de educación sufren de fatiga pronunciada que puede durar más de seis meses.

 

Estar agotado no es más algo exclusivo de superestresados hombres de negocios. La fatiga afecta a todos: ricos y pobres, educados y no educados, y trabajadores de toda clase. Y nos pasa factura emocional y físicamente.

 

Razones para el cansancio

 

La primera razón por la cual estamos tan cansados es la dieta estándar hoy en día, que incluye mucho azúcar y harina blanca, y casi nada de fibra.

 

Si no se duerme lo suficiente, de ocho a nueve horas por noche, nos dolerá el cuerpo, aumentaremos de peso y luciremos avejentados. Al estar dormidos es cuando fabricamos la hormona de crecimiento humano tan en boga hoy en día para combatir el envejecimiento. El sueño, el sexo y el ejercicio también contribuyen a su producción, y necesitamos de todos ellos.

 

Otro factor que conduce al cansancio es el estrés. Vivimos a pura adrenalina, que se supone debe utilizarse solamente para reacciones a corto plazo, y eso tiene un alto costo para nuestro organismo. Vinculado a esto se encuentran ciertas actitudes que nos autoconvencen de que no hay otra salida: “estoy tan ocupado”, “no me alcanza el tiempo para nada”, etc., al igual que perder de vista cuáles son las cosas realmente importantes.

 

En suma, es todo consecuencia de no cuidar de nosotros mismos como se debe.

 

Pausas energizantes

 

La clave para estar mejor pueden ser pausas energizantes de 10 minutos a lo largo del día. Tomarse estos descansos cada 90 minutos o dos horas es lo ideal, por ejemplo:

 

- Masajes en el lóbulo de la oreja. Frotar la oreja, desde el lóbulo hasta la punta, con un movimiento que efectúe una ligera presión

 

- Tomarse un tiempo para uno mismo. Levantarse del escritorio, dejar el teléfono celular, y hacer una caminata. Al caminar, pensar en cosas por las que estar agradecido. El mejor momento, agrega, es justo después del almuerzo, ya que caminar duplica los procesos metabólicos.

 

- Si la boca y los labios se sienten secos, beber un vaso de agua.

 

- Una simple taza de té puede constituir un descanso energizante.

 

- Comer un pequeño tentempié. Si su cuerpo le está pidiendo a los gritos algo de comida es porque la cosa va en serio.

 

- Tomarse un descanso silencioso. Diez minutos de silencio son un gran energizante. Inhalar y exhalar usando técnicas de respiración diafragmáticas (sentir los pulmones llenándose desde el fondo, lo que significa que su estómago empuja hacia fuera la inhalación). Al inhalar, pensar en la sílaba “So”, mantenerla por tres segundos y luego exhalar pensando en la sílaba “Hum”. “So-hum, so-hum” es la secuencia deseada. O se puede pensar directamente: “energía adentro”, y “negatividad afuera”. Repetir este ejercicio durante diez minutos.

 

Evitando a los “chupasangre”

 

Todos conocemos a personas que chupan la energía de los demás: los que se quejan, los que hablan a nuestras espaldas. Pero sólo nos veremos afectados por ellos si nuestro propio nivel de energía está bajo. Hay que concentrarse en la propia energía y lo demás desaparecerá.

 

Por supuesto, si nos sentimos bien y estos vampiros de energía se nos presentan en la forma de maridos, esposas o personas cercanas, podemos tratar de hablar con ellos sobre el tema. No es imposible ayudarlos a cambiar. Podemos enseñarle a la gente cómo tratarnos.

 

Tampoco son buenos los alivios de corto plazo, como la cuarta taza de café, gaseosas llenas de cafeína, bebidas energizantes, o una golosina. Se puede pedir prestada la energía, pero tarde o temprano tendremos un precio que pagar.

 

Otros consejos útiles

 

- No saltearse el desayuno
- Hacer pequeñas comidas a lo largo del día
- Llamar a un amigo
- Contar chistes
- Dormir de noche
- Apagar el teléfono celular.

Todas estas técnicas pueden aumentar su creatividad, además de su energía.

Si quieres aprender a relajarte, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Visualización, haciendo clic aquí.

 

Ricardo Freiler

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Ricardo Freiler

El teléfono causa estrés

El teléfono causa estrés

Consejos para combatir el estrés causado por el teléfono y las interrupciones constantes

Meditación: aprendiendo a abrir el espacio del corazón.

Meditación: aprendiendo a abrir el espacio del corazón.

Un ejercicio para relajarse y enfrentar los desafíos de la vida cotidiana.

El síndrome del domingo por la tarde

El síndrome del domingo por la tarde

Mucha gente desea que llegue rápido el lunes para continuar con la rutina de todos los días. ¿Cómo hacer para alejar esa extraña sensación de aburrimiento y tristeza que agobia los domingos por la tarde?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: