Chocolate, ¿bueno o malo?

Aunque suele pensarse que mucho chocolate hace mal, también tiene beneficios para la salud. El secreto está en la cantidad…
  

Breve historia del
chocolate

  

En 1519, el conquistador español Hernando Cortes
condujo una expedición hacia las profundidades de México, para encontrar oro y
tesoros de plata, que eran propiedad de los aztecas. Al llegar la expedición,
el emperador Montezuma, le dio la bienvenida a todos esos extraños visitantes,
que parecían haber llegado de las profundidades del mar. Como agasajo, les
sirvió a los españoles una bebida fría y amarga, que era muy popular entre
estos aztecas. Esa bebida era llamada cacahuati.

Los aztecas les dijeron a los españoles que la
bebida tenía unas conexiones místicas, gracias al producto con el que estaba
realizada, es decir el jugo de las semillas del árbol del cacao. Montezuma
mismo sostuvo que la bebida no solamente le daba fuerza y energía, sino que
también le daba un mayor vigor sexual. A los españoles, sin embargo, la bebida
les pareció demasiado amarga. Pero cuando le agregaron azúcar, empezó a
comenzar la historia que ya conocemos.

Así, cientos de miles de personas comenzaron a
consumirla, y de hecho, Cortes decidió presentar este nuevo hallazgo a la corte
española. Lo denominó chocolatl, y en la misma España se convirtió en un éxito
inmediato. La elite la tomó como una de sus mayores delicadezas, y la servía
en infusiones calientes. Pronto, las naves españolas comenzaron a traer
regularmente cargamentos de habas de cacao para satisfacer la nueva demanda.

Poco tiempo después, la bebida se esparció a través
de toda Europa. En Inglaterra, cambiaron su nombre por el de chocolate, para
hacerlo más fácil de pronunciar. Para 1765, el chocolate fue introducido en la
América colonial. Sus métodos de producción, 
fueron refinados a través de los años, y con el tiempo, a las bebidas
de chocolate, que continuaron siendo la primer línea de productos hechos en
base a la semilla de cacao, se le agregaron las barras de chocolate, el
chocolate con leche, el chocolate con almendras, maní, cerezas, y/o caramelo.

Hoy en día, no tenemos más que dirigirnos al
quiosco más cercano para elegir entre cientos de productos realizados en base
al cacao. El chocolate se encuentra muy cerca de nosotros, y nosotros,
verdaderamente, lo amamos, aunque con una gran dosis de culpa. Pero… ¿Es el
chocolate realmente tan malo para la salud? Veamos…

¿El chocolate causa acné?

En un reciente estudio realizado por la Universidad
de Pennsylvania, 65 personas afectadas por acné comenzaron a consumir grandes
cantidades de chocolate. 46, de estas personas, no demostraron ningún cambio en
su condición, 10 se pusieron incluso mejor y sólo 9 empeoraron en su caso.
Esto indicaría que el chocolate no es un factor causal en el acné.

¿El chocolate hace doler la cabeza?

Desafortunadamente, las investigaciones demostraron
que grandes cantidades de chocolate pueden causar jaquecas, así como malestares
estomacales y diarreas. Estos tipos de reacciones son, sin embargo, bastante
leves.

¿El chocolate sube el colesterol?

El chocolate por si mismo no contiene colesterol. Una
barra de chocolate, sin embargo, contiene muchas calorías (una barra tiene 220
calorías). De todas formas, el chocolate es muy bueno para proveer fuerzas y
energías, y combate muy bien la fatiga.

Como vemos, el chocolate tiene aspectos positivos y
negativos. Quedará en usted saber lograr el sano equilibrio para poder
brindarse, o no, un buen momento de placer.