Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Beneficios de las dietas líquidas

¿Para qué sirven las dietas líquidas? ¿Quiénes pueden realizarlas? ¿Cómo se hacen? Estas y otras dudas, respondidas a continuación:

Se recomienda llevarla a cabo por menos de cinco días. Es conveniente que antes de proceder con estas dietas se consulte con un especialista que pueda asesorar y determinar la cantidad y qué ingredientes se deben consumir según sean las propias necesidades.

Este tipo de dietas se originaron en los hospitales para aliviar los problemas gastrointestinales de los pacientes o los inconvenientes a la hora de masticar.

La dieta líquida consiste en consumir solamente caldos de verduras, zumos de fruta, gelatina, agua, flanes y helados. Algunas de estas dietas incluyen yogurt y puré de pollo.

Deben ser recetadas por un especialista ya que hay quienes pueden sufrir inconvenientes si las consumen como por ejemplo los niños, diabéticos, hipotensos o aquellos pacientes con depresión.

Opciones de dietas líquidas

1.- Zumo de fruta y té con edulcorante para el desayuno. Puré de verduras frescas para el almuerzo. De beber se puede ingerir un té. Para a cena, un zumo de frutas naturales.

2.- Café con edulcorante para el desayuno. Para el almuerzo un gazpacho sin sal. Para la cena un caldo de pollo y un zumo de frutas.

3.- Una gelatina para comenzar el día. A media mañana un consomé de verduras sin trozos sólidos. Un té con miel para la merienda y un puré de verduras.

4.- Un té o zumo de fruta para el desayuno. Una sopa de tomate sin sal para el almuerzo. Caldo desgrasado para la cena con zumo de frutas o un vaso de agua mineral con zumo de un limón o naranja.

5.- Café o té con leche. Caldo de verdura para el almuerzo. Un helado cremoso con un poco de sirope para la merienda. Un puré de calabaza mezclado con un toque de leche.

A tener en cuenta:

Los líquidos dan sensación de saciedad y se evita así la ingesta de alimentos que no están permitidos. Son recomendables para aquellas personas que necesitan bajar solamente algunos kilos de más o que tienen la necesidad de desintoxicar el cuerpo por haber tenido una conducta alimenticia nociva. Mejoran el metabolismo, combaten el estreñimiento, reducen el colesterol y la tensión arterial.

No es conveniente llevarlas a cabo por más de cinco días. Siempre debe realizarse bajo control médico. Las mujeres embarazadas, los niños, personas con problemas de tensión o enfermas no pueden seguir este tipo de dieta.

La "Guía para bajar de peso en 7 días" te enseña gran cantidad de trucos y secretos para adelgazar rápidamente y en solo una semana. Encuéntrala haciendo clic aquí

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
EnPlenitud ©Copyright 2000-2018