Aprovecha al máximo tu presupuesto de marketing en tu negocio

Estrategias prácticas que te ayudarán a maximizar tus campañas y ahorrar dinero al mismo tiempo

La mayor parte de los negocios pequeños tienen presupuestos de marketing o comercialización verdaderamente escuetos, lo que significa que cada centavo cuenta (y mucho).

A continuación, conocé las mejores formas de hacer grandes campañas con escasos recursos:


Usa tus avisos para algo más que publicidad





Los avisos son costosos en serio, tanto en su etapa de producción como en la de implementación. No obstante, existen algunas maneras de hacer que tu mensaje publicitario llegue a las manos adecuadas y a un costo comparativamente bajo.


Lo mejor que puedes hacer es ordenar una amplia provisión de reimpresiones y distribuirlas a los clientes y a posibles compradores en cada oportunidad que tengas.

Cuando envías literatura en respuesta a una solicitud de información, incluye una copia del aviso en el paquete. Esto recordará al cliente potencial la razón por la que te ha contactado y reforzará el mensaje original de tu campaña.


Distribuye los avisos internamente a otros departamentos (ingeniería, producción, ventas, atención al cliente, etcétera) para mantenerlos al tanto de tus últimos esfuerzos de comercialización y promoción.

Asegúrate de que el personal de ventas reciba una cantidad extra de reimpresiones e instrúyelos a incluir una copia cuando escriban o visiten a sus clientes.


Convierte el aviso en una hoja informativa del producto agregando especificaciones técnicas e información complementaria del producto al dorso del aviso.

Esto te ahorrará los gastos de crear un nuevo diseño desde cero. Y, al mismo tiempo, es algo bueno desde el punto de vista publicitario, dado que el lector queda doblemente expuesto a tu mensaje.


Las reimpresiones publicitarias pueden usarse como correo directo (pero mucho menos costoso). En este sentido, puedes enviar tu panfleto junto a una carta de contestación y/o una carta de ventas. A diferencia del aviso “que es generalizado”, la carta puede ser fácilmente personalizada para mercados y clientes específicos.


Si has creado series de avisos sobre un mismo producto o línea de productos, publica una buena cantidad de reimpresiones de los avisos a modo de folleto.

Esta táctica incrementará la exposición de los posibles clientes a los productos y es menos costosa que producir un folleto completamente nuevo.


Si tus avisos ofrecen información valiosa de una naturaleza general, puedes ofrecer reimpresiones como material educativo gratuito a empresas dentro de la industria. O, si el aviso presenta una visual muy vistosa o llamativa, puedes ofrecer reimpresiones aptas para enmarcado.


Utiliza tus avisos una y otra vez. De esta manera, ahorrarás dinero y, al mismo tiempo, incrementarás la frecuencia de tu exposición.

Apégate a aquello que funciona para tu negocio





Muchos especialistas en comercialización tiran a la basura antiguas campañas y crean otras nuevas simplemente porque se aburren de las campañas corrientes.

Éste es un grave error. No debes crear nuevos avisos o promociones si los que tienes en este momento son adecuados y efectivos. Recuerda: tus avisos deben durar tanto como tus clientes los encuentren atractivos y se interesen por ellos.


¿Por cuánto tiempo los avisos pueden continuar arrojando buenos resultados? Bueno, no existe una regla al respecto, pero hay casos de sobra en la historia que dan cuenta de campañas que han durado años o décadas.

Si el concepto todavía tiene poder de venta pero la promoción contiene información añeja, actualiza la copia existente en lugar e botarla a la basura y comenzar desde cero.

Este abordaje no será del agrado del dueño de la agencia de avisos o para la persona que realice dicha tarea dentro de tu empresa, pero definitivamente te ahorrará unas cuantas monedas al final del día.


No te salgas de tu realidad


Una cosa verdaderamente extraña sucede cuando algunos empresarios cuentan con un poco más de dinero en el presupuesto publicitario: ellos observan folletos a cuatro colores, sobres y cajas con embozos dorados, y grandes reportes anuales producidos por grandes empresas. Y entonces dicen: “esto se ve genial, ¿por qué no hacemos algunos folletos como éstos?”


Estamos aquí ante un grave error. El diseño, el tono, y la imagen de tus promociones deben ser dictados por tu producto y tu mercado (y no por lo que hacen otras empresas en otras ramas .


Producir literatura demasiado coqueta para su propósito y su audiencia es una pérdida de dinero. E incluso podría tener una repercusión negativa sobre las ventas.

Tus potenciales clientes mirarán tu pomposa literatura y no podrán evitar preguntarse si realmente entiendes al mercado y sus necesidades.     

Realiza un producto que tenga que ver con la realidad de tu empresa y del segmento o rama de actividad.


Siguiente:
Cómo ahorrar en publicidad sin perder efectividad




Si quieres aprender a vender como los mejores, te sugerimos inscribirte ahora en nuestros cursos gratis (haz clic en el nombre del curso de tu :

Técnicas profesionales de ventas
Satisfacción del cliente