Ante cualquier dieta, consulte a su medico

Son miles los hombres y mujeres que al verse un poco excedidos de peso, se sumergen en el mundo de las dietas recomendadas por supuestos especialistas sin antes consultar a sus médicos. ¡Craso error!
  
  

Los medios de comunicación -radios, revistas y televisión- inundan
sus espacios con dietas de todo tipo. El problema es que poner en práctica
alguna por nuestra cuenta puede llegar a perjudicar nuestra salud.

Si la
gran mayoría de las obras sociales o inclusive los hospitales públicos cuentan
con especialistas en nutrición que indican dietas personalizadas gratuitamente,
¿a qué se debe que la gran mayoría de la gente no consulte?

Uno de
los motivos es que a mucha gente le cuesta adquirir un compromiso con el
médico, ya que cuando se recurre a un profesional, esta persona sabe que luego
deberá rendirle cuentas, decirle si perdió o no peso, si realizó los ejercicios
indicados, si cumplió con la dieta etc. Siempre tendrá que estar dando
explicaciones. Y a la gran mayoría de las personas esto no les gusta.
Aunque también es cierto que existen personas a las que les gusta tener una
guía para seguir la dieta y no descarrilarse en el camino. Necesitan alguien
que los controle y los ayude a cumplir ese sacrificio que es bajar de peso, y
una vez logrado mantenerlo. 

Una de las consecuencias de no tener seguimiento profesional es que se sigue
una dieta por un tiempo para luego dejarla, lo que resulta en que rápidamente
se vuelva al peso anterior. Por eso siempre es recomendable seguir las pautas
que el médico nos indique.

Muchas
personas no asocian a la alimentación con la salud. Por eso siguen dietas que
encuentran en revistas y que lo único que logran es bajar temporariamente el
peso para luego recuperarlo. Si bien no todas estas dietas son dañinas, pueden
llegar aparecer ciertos trastornos en la salud de la persona que la ponga en
práctica., sobre todo porque la obesidad puede traer problemas de salud como
diabetes, hipertensión, arteriosclerosis, y afecciones cardiovasculares, que a
su vez hacen que no se pueda seguir cualquier dieta.

Muchas
veces también se da que el no recurrir al médico sea consecuencia de motivos
psicológicos..
Cuando una persona no quiere acudir al médico en realidad está esquivando el
deseo de bajar de peso, se autodestruye. La obesidad es una enfermedad y como
tal debe ser tratada por alguien especializado.

El
trabajo del nutricionista es realizar una historia clínica del paciente para
conocer las causas de la obesidad y cómo combatirla. Por eso el plan dietario a
seguir será diferente para cada persona. 

Seguir
una dieta puede ser complicado, ya que con el tiempo se vuelve difícil
cumplirla. Por eso también es importante el apoyo de un especialista que ayude
a mantener cierta constancia para lograr el objetivo final: bajar de peso y no
volver a recuperarlo.

Por
eso, antes de emprender el camino hacia una dieta es necesario consultar al
médico. Puede que la dieta elegida o tomada de alguna revista finalmente le
sirva, pero qué mejor que ir sobre seguro.

Si
quieres conocer las dietas que realmente funcionan, descarga ahora nuestro libro
gratis
Adelgacemos con salud-Las dietas que
funcionan
, haciendo clic
aquí
.