Trucos para aprovechar al máximo Internet Explorer 9

En este artículo analizamos los secretos más interesantes que nos permitirán sacarle el máximo provecho a Internet Explorer 9
  
  




La novena versión del
navegador de Microsoft
cuenta con una gran variedad de
funcionalidades, algunas de ellas no tan conocidas por los usuarios.

En esta
nota recorreremos algunas características que nos resultarán muy útiles para
trabajar con este popular navegador de una manera más sencilla y cómoda.


Entre los trucos que analizaremos, encontraremos como acceder a funcionalidades
de manera rápida mediante atajos del teclado,
navegación privada, integración
con el sistema operativo, uso de complementos y la posibilidad de traducir texto
de una página sin salir de ella.


Atajos de teclado


Los “shortcuts” (atajos de teclado) les permiten a los usuarios acceder de
manera rápida a funcionalidades de las aplicaciones.

En palabras sencillas,
mediante el uso de combinación de teclas, es posible realizar operaciones sin
necesidad de recorrer los menús con el mouse.


A continuación veremos algunos de los atajos de teclado más útiles de Internet
Explorer 9:


– Acercar (zoom in): “Ctrl” + “+”.


– Alejar (zoom out): “Ctrl” + “-”.


– Retornar el zoom al 100% (tamaño original de la página): “Ctrl” + “0”.


– Abrir Favoritos: “Ctrl” + “I”.


– Abrir Historial: “Ctrl” + “H”.


– Ir al comienzo del documento: “Inicio”.


– Ir al final del documento: “Fin”.


– Pantalla completa: “F11”.


– Abrir nueva ventana del navegador: “Ctrl” + “N”.


– Abrir una nueva pestaña: “Ctrl” + “T”.


– Reabre la pestaña cerrada: “Ctrl” + “Shift” + “T”.


– Buscar dentro del documento actual: “Ctrl” + “F”.


– Acceso a la ventana de impresión: “Ctrl” + “P”.


Navegación privada


La navegación privada en Internet Explorer se conoce como InPrivate. Esta
modalidad puede resultar útil si no deseamos dejar rastros de los lugares que
visitamos en el equipo en el que hemos estado utilizando Internet Explorer. Es
una función muy interesante si estamos, circunstancialmente, en un equipo de uso
compartido o público.


La forma más sencilla para acceder a la navegación privada de Internet Explorer
es hacerlo mediante la combinación de teclas “Ctrl” + “Shift” + “P”.

Esta opción
abrirá una nueva ventana en la que podremos navegar con la ventaja de no estar
dejando rastros en el equipo local.


Entre los datos que no serán guardados mientras naveguemos en el modo InPrivate
podemos mencionar: historial de navegación, archivos temporales de Internet,
datos cargados en formularios, cookies, etc.


Internet Explorer 9 integrado a Windows 7


La versión 9 de Internet Explorer está enfocada especialmente en
Windows Vista y
en 7. En lo que se refiere a la última versión del sistema operativo de
Microsoft, encontraremos una mejor integración de las funcionalidades con este
navegador.


Sin necesidad de abrir el navegador, la funcionalidad denominada sitios
anclados
nos permite acceder a nuestros sitios favoritos desde la barra de
tareas de Windows.


Para depositar una página como sitio anclado, primero la abrimos en Internet
Explorer. Una vez que carga la página elegida, desde la barra de navegación de
Internet Explorer, la arrastramos hasta la barra de tarea de Windows, donde
encontrará su posición.


Los sitios anclados a la barra de tareas cuentan con un Jump List con
información relacionada y acciones posibles.


Los complementos


Los complementos pueden resultar muy útiles para potenciar las posibilidades que
nos ofrece el navegador, pero en algunos casos puede ser necesario
deshabilitarlos, ya sea porque no los utilizamos con frecuencia o porque no
favorecen el rendimiento del sistema.


Para acceder a los complementos primero vamos al menú de herramientas (el
engranaje que se encuentra en la parte superior derecha de la pantalla del
navegador). En el menú que se despliega a continuación elegimos la opción
“Administrar complementos”.


En la ventana que veremos luego encontraremos varias opciones: “Barra de
herramientas y extensiones” (donde veremos los complementos instalados en el
navegador), “Proveedores de búsqueda” (donde veremos los motores de búsqueda
disponibles), “Aceleradores” y “Protección de rastreo”.


Si nos detenemos en Barra de herramientas y extensiones, además de ver las
extensiones del navegador, podremos seleccionarlas para habilitarlas o
deshabilitarlas, de acuerdo a nuestra preferencia.


Traducción contextual


En Internet podemos encontrar muchos contenidos escritos en diversos idiomas. Si
no tenemos conocimiento de otras lenguas, como por ejemplo el inglés, esto puede
resultar un problema para nosotros.

Por fortuna, Internet Explorer nos ofrece
una opción que nos puede resultar de gran utilidad para traducir textos mientras
estamos recorriendo páginas que se encuentran en idioma extranjero.


Simplemente debemos seleccionar con el mouse el texto que necesitamos traducir
al castellano y luego hacemos un clic con el botón derecho del mouse sobre dicha
selección. En el menú que se desplegará a continuación podremos escoger la
opción “Traducir con Bing”.


Una ventana contextual nos mostrará el resultado de la traducción. Esta
funcionalidad puede detectar automáticamente el idioma del texto seleccionado
para mostrarnos el resultado en español.


Si lo preferimos, tenemos la posibilidad de escoger el idioma de origen y el de
destino, dentro de una extensa lista de posibilidades.