Reglas y leyes inmutables de la cocina

Sazonadas con una pizca de humor.

Máximas de los huevos


A- Si rompes un huevo directamente sobre una preparación, estará podrido.
B- Si el huevo se te cayó de la cáscara al piso, era el último.
C- Si queda un solo huevo en la heladera, está duro.
D- Si buscabas uno duro, estará sin hacer.
E- Si usas solo la yema, no sabrás que hacer con la clara y la tirarás.
F- Si usas solo la clara, no sabrás que hacer con la yema y la tirarás.
G- En el preciso instante después de haber tirado alguna parte del huevo, recordarás que la necesitabas para algo.

Regla de la degustación

Cuando usted prueba una comida con la cuchara, siempre se quema.
      Agregado 1: Si es un plato frío, le falta o le sobra sal.
      Agregado 2: Si es un postre le faltó azúcar.
      Corolario: Nunca sale como usted esperaba.

Regla del secreto gastronómico


Su amiga nunca recuerda la receta de eso exquisito que acaban de comer.
Agregado: Si la recuerda, confundirá un poco las cantidades de los ingredientes.

Ley del último recurso:

Cuando hayas previsto todo para que nada pueda salirte mal en la cocina, te cortarán el gas por reparaciones.

Nota sobre la preparación alimenticia:

Recién en la mitad de la receta te das cuenta que te olvidaste de comprar un ingrediente.

Corolario: Si sales a comprarlo, la mitad preparada se pasará de punto.

Regla de la receta de la Abuela:

Es imposible que te salga un plato como tu abuela si ella te pasa la receta diciendo: un poco de esto, algo de aquello, una pizca de lo otro.

Agregado: A ella le sale perfecto.

Fuente: www.abuelacata.com.ar