Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Reflexiones sobre la relación con los hijos

Reconozco la razón de los hijos al rechazar que sus padres les digan … “ya vas a ver…cuando tus hijos sean grandes !
  
  

DE
LOS BENEFICIOS – Lucio Anneo Séneca

CAPITULO
XI

Dirásme
que a los padres concedieron algunos privilegios, y que como el conocimiento de
los beneficios que ellos hacen es fuera del común estilo, así debe ser en los
demás. Hicimos sacrosanto el nombre de padres, porque siendo tan necesario el
criar los hijos, fue también conveniente el alentar a los padres para los
trabajos de su crianza porque siéndoles forzoso esperar los inciertos sucesos
de fortuna, no les pudo decir lo que a los demás que hacen beneficios:

“Elige
a la persona a quien hayas de dar y si fuiste engañado una vez, busca al digno
y ayúdale." El criar los hijos no pende de nuestra elección, pende de la
voluntad de Dios y así, para que
los padres entrasen con mayor gusto en aquel peligro, convino se les diese
alguna potestad.

 Demás de esto, es diverso el estado de los padres, los cuales
hacen y harán beneficios a los mismos a quien los hicieron, no obstante que les
hayan sido ingratos, porque en éstos no hay peligro de que puedan negar el
haberlos recibido. En las demás personas puédese preguntar si los unos
hicieron los beneficios y los otros los recibieron; pero lo beneficios de los
padres siempre están de manifiesto, porque siendo utilidad para la juventud el
ser gobernada, se le pusieron unos
como domésticos maestros, con cuya guarda se enfrenase.

 Demás de esto, siendo
uno mismo el beneficio que los padres hacen, pudo una vez apreciarse; pero los
demás beneficios, como son tan diversos y por tan varios modos diferentes, no
pudieron caer debajo de alguna regla; y así es más justo que todos los
ingratos queden sin castigo, que el igualarlos a todos en la pena.

Interpretación
libre:

Los
padres brindan a sus hijos cuidados fuera de lo común y entre las demás
personas debería procederse igual.

El
nombre de los padres es sacrosanto, ya que siendo imperioso el que criaran sus
hijos, fue conveniente alentarlos a que los beneficiaran de todas las formas
posibles.

Aunque
sus hijos alguna vez los engañaron,
igual debieron ayudarlos.

Como
criar los hijos no es una libre elección y pende de la voluntad de Dios, por lo
cual se le ha concedido potestad a
los padres sobre sus hijos.

No
obstante que ellos sean ingratos,
los padres los beneficiarán en todo lo que puedan ya que así los hijos no podrán
negar haber recibido esos beneficios.

Para
las demás personas, se podría
dudar sobre si algunos proporcionaron beneficios que otros recibieron, pero los
beneficios que dieron los padres siempre están de manifiesto, porque de por sí
ya es un gran beneficio para los jóvenes
ser controlados y educados por sus padres.

Además
pueden apreciarse lo que dan los padres, pero los demás beneficios son tan
diversos y se otorgan de tantas maneras diferentes que no caen bajo ninguna
regla, por lo cual resulta más
justo que todos los hijos ingratos queden sin castigo, en lugar de penalizarlos a todos por igual.

Nota
del intérprete:

Que
error se comete cuando se le reclama al hijo su ingratitud y desapego.

Según
el filósofo, solo cabe a los buenos padres nunca cesar de ayudar a sus hijos y
proporcionarles todos los beneficios posibles sin exigir nada en cambio.