Parques caninos

Los parques caninos son espacios verdes especialmente reservados para que los perros puedan correr y jugar solos o con otros perros. Son sitios seguros y aunque existen muy pocos es una tendencia que está en aumento…

Los espacios de esparcimiento canino son capaces de albergar como mínimo a cuarenta perros. Suelen existir obstáculos para que las mascotas se diviertan y a la vez se mantengan bien físicamente.

Esta iniciativa que está en marcha en varias provincias españolas es una opción muy válida para que los perros que no disponen de lugar en sus domicilios puedan disfrutar de manera segura al aire libre.

“Esta propuesta debería ponerse más en práctica y no solamente en España ya que los espacios verdes son altamente necesarios y los perros necesitan un lugar para distenderse, recrearse y disfrutar en compañía de sus dueños y de otros perros ya que no hay muchos sitios en donde les esté permitido a las mascotas ingresar sin que se ocasionen verdaderos disturbios”, determina el veterinario español Joseph Argüello.

Existen algunas reglas que los perros deben cumplir una vez que acceden al predio. “Todos los perros deben tener puesto el bozal por más que no sean violentos ya que nunca se sabe qué tipo de perro pueda aparecer para provocar.

Los dueños deben estar siempre mirando a sus mascotas y no dejarlas por ahí sin supervisión. También deben recoger las heces y cuidar los juegos que existan ya que muchos perros muerden los juegos o los estropean.

Es importante que los propietarios puedan supervisar y controlar que el espacio por donde pasan sus perros se mantenga en condiciones”, señala el profesional.

Estos parques especialmente adaptados para mascotas son una excelente propuesta a seguir.

“Un parque canino debe contener una zona de juegos, un circuito con obstáculos para que los perros puedan proceder con el adiestramiento, una zona en donde los perros puedan hacer las necesidades, una o varias fuentes de agua y también debe contar con bancos para que los dueños puedan sentarse y esperar a que los perros pasen su tiempo”, explica el especialista.

Solucionar el problema de la convivencia entre humanos y perros es una de los planteos que se generan constantemente en los ayuntamientos y oficinas barriales ya que los perros tienen vedado el paso a la mayoría de los espacios públicos, lo que genera mucha controversia entre los propietarios que tienen mascotas y deben sacarlas a un sitio para que puedan conectarse con el medio ambiente y la libertad.

¿Quieres conocer a tu perro? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí.