Hirsutismo

El exceso de pelo en el cuerpo es motivo de consulta frecuente. Sobre todo en el hemisferio occidental, donde la queja se debe más a una cuestión cultural que a un verdadero tema médico.

Tema correspondiente el programa de En Plenitud

Tema correspondiente al programa de En Plenitud

Tema correspondiente al programa de En Plenitud.com TV del lunes 25 de febrero de 2002.

Introducción

Se considera dentro del patrón de la belleza femenina a un cuerpo casi sin pelo, pero no debemos olvidar que las sociedades de hoy están formadas por individuos de distinto origen étnico, o sea que en algunos casos el supuesto exceso del pelo se debe simplemente a una causa racial o familiar.

(Las mujeres de origen Mediterráneo e hispánico tienen mayor densidad de folículos pilosos por área de piel considerada, mientras que las asiáticas tienen menos)

Cómo se distribuye el pelo en el cuerpo?

El pelo que cubre el cuerpo puede ser dividido en Vello, que es el pelo fino, no pigmentado (como el que cubre la cara de los niños) y el Pelo terminal, que es el pelo oscuro y grueso (como el de la barba de los hombres).

Los andrógenos (hormonas sexuales masculinas) convierten el vello en pelo terminal en las áreas del cuerpo que son hormono-dependientes, excepto en el cuero cabelludo, donde producen la involución del folículo piloso, generando la calvicie en la zona frontal y temporal de la cabeza.

Se llama Hirsutismo a la aparición de pelo terminal (oscuro y grueso) en las áreas que son exclusivamente masculinas (dependientes de andrógenos) en las mujeres. Éstas son: Barba, labio superior, lóbulos de las orejas, espalda, pecho, areolas mamarias, axilas, zona inferior del abdomen, glúteos y entrepiernas.

Puede deberse a un aumento en sangre de las hormonas masculinas (por aumento de la producción a través de los ovarios o glándula suprarrenal) o a un aumento de la sensibilidad hacia éstas del folículo piloso.

Las hormonas masculinas viajan en la sangre unidas a unas proteínas o libremente. Solamente pueden cumplir su acción cuando se encuentran en forma libre.

Importante!

1)El pelo de los brazos y las piernas NO depende de las hormonas masculinas.

2) Entre el 25-35% de las mujeres normales tienen pelo terminal periareolar, en la zona baja del abdomen o en el labio superior.

Causas más frecuentes:

60% de las mujeres tienen lo que se denomina Hirsutismo Idiopático. Tienen niveles normales de hormonas masculinas, pero el folículo piloso es muy sensible a éstas. Generalmente no se acompaña de otras alteraciones.

35% de las mujeres tienen Poliquistosis Ovárica. Aquí si hay un trastorno hormonal, y al exceso de pelo corporal se asocian otras alteraciones como ser: Obesidad, acné, menstruaciones irregulares o ausencia de la misma, dificultad para lograr embarazo.

El hirsutismo es gradualmente progresivo, generalmente se inicia en la pubertad, y la mayoría de las mujeres tienen menstruaciones irregulares desde la menarca (primera menstruación).

Muchas de estas mujeres, sobre todo las que presentan obesidad, tienen una alteración, denominada Insulino resistencia, en la cual los tejidos que normalmente responden a la función de ésta (bajar los niveles de azúcar de la sangre, al almacenarla dentro de ellos, es el caso del músculo y del tejido adiposo) se vuelven insensibles, llevando a un aumento del azúcar y de la insulina en sangre.

Este aumento de la insulina favorece a que las hormonas masculinas viajen en la sangre en forma libre y así puedan ejercer su acción en los distintos tejidos.

El 5% restante se divide entre aquellas que presentan:

Desórdenes adrenales, tumores ováricos, hipotiroidismo, prolactinomas.

También hay ciertos medicamentos que pueden causar hirsutismo o simplemente un aumento difuso del vello corporal (hipertricosis).

Resumiendo:

Frente al aumento del pelo corporal…

Cuándo deberíamos consultar al médico?

Cuando se encuentre en zona típicamente masculinas,

Cuando se asocie a Obesidad, aparición de estrías rojizas, acné, alteraciones del ciclo menstrual, dificultad para lograr embarazo, aumento de la presión arterial, calvicie en zona temporal, aumento del azúcar en sangre.

El médico de acuerdo al examen físico y a los datos que surjan de la historia clínica, pedirá una serie de estudios complementarios (medición de hormonas en sangre, ecografías, etc.)

TRATAMIENTO:

En realidad el tratamiento dependerá de la causa que origina el hirsutismo.

Así en el caso de obesidad, el descenso del peso corporal favorece la disminución de las hormonas masculinas, si hay un tumor productor de hormonas masculinas en el ovario o en la glándula suprarrenal, se removerá, etc.

Pero de manera simplista y general, es útil saber que hay medicamentos que pueden bloquear la acción de las hormonas masculinas sobre el folículo piloso.

Se denominan antiandrógenos. Actúan disminuyendo el crecimiento del pelo y la transformación del vello a pelo terminal.

Puede notarse a medida que van actuando que el pelo se hace más claro, fino, y que tarda más en crecer. (Las depilaciones se van haciendo más espaciadas) Estas drogas deben ser indicadas únicamente por el especialista, ya que pueden producir algunos efectos indeseables.

Hay que tener en cuenta que la respuesta favorable al tratamiento puede tardar (entre 6 y 8 meses) y que no siempre se logra reducir el crecimiento del pelo corporal.

Mientras se espera el efecto del medicamento indicado, se pueden utilizar las medidas cosméticas habituales. (depilación con cera, decoloración, depilación con láser, etc.)

En los Estados Unidos hay una crema para el hirsutismo facial (Eflornithine HCl), pero tiene como inconvenientes: efectos adversos, (acné, inflamación del folículo piloso, enrojecimiento de la zona aplicada, etc.) su costo es elevado, y luego de abandonar el tratamiento el pelo vuelve a crecer.