Fondos de pantalla animados en Windows 7

Durante mucho tiempo nuestro escritorio de Windows solo ha podido mostrarnos un color o una imagen. En esta nota aprenderemos como aplicar fondos de pantalla con animaciones a nuestro escritorio

Una característica que acompaña a los sistemas Windows desde hace muchos años es la de permitirnos colocar un color o una imagen personalizada en nuestro escritorio.

En Windows 7 encontramos la posibilidad de personalizar el “Tema” para establecer nuestras preferencias en la apariencia que tendrá el sistema.

En esta versión, encontraremos temas predefinidos y también la posibilidad de modificarlos o crear nuevos. En los temas podremos cambiar aspectos visuales, sonidos, protector de pantalla y también el fondo del escritorio, entre otras posibilidades que nos brinda Windows. 

Cambiar el fondo del escritorio en Windows 7

Para modificar el fondo del escritorio de Windows, primero, deberemos pulsar sobre el botón Inicio. Nos dirigimos al Panel de control y en “Apariencia y personalización”, elegimos “Personalización”. Luego hacemos clic en “Fondo de escritorio”.



La siguiente ventana nos mostrará una selección de fondos de escritorio que podremos elegir. Esto lo podemos hacer haciendo clic sobre el que más nos guste y luego confirmando la operación con “Guardar Cambios”.



Es importante tener en cuenta que desde la pantalla mencionada, también es posible pulsar el botón “Examinar” para que nos permita buscar imágenes alojadas en nuestro equipo. Desde este cuadro podremos indicar una carpeta en la cual se encuentran ubicadas las imágenes que deseamos usar como tapiz en el escritorio de Windows 7.



Cualquiera de estas opciones nos permite establecer un fondo para el sistema, que de manera predeterminada estará basado en una imagen.

Lo que vamos a aprender ahora es que en esa misma ventana también tenemos la posibilidad de establecer una secuencia de imágenes, que irán cambiando luego de transcurrido un lapso de tiempo que podremos establecer.

¿Cómo podemos configurar esta opción? Es muy sencillo.

Si observamos detenidamente, cuando nos posamos con el mouse sobre una de las imágenes que podemos elegir para establecer como fondo, en la esquina superior izquierda de la misma, veremos que tienen un “checkbox”. Sobre esta pequeña cajita, podremos marcar una tilde si pulsamos sobre ella con el botón principal del mouse.

Repetimos la operación para seleccionar todos los fondos de pantalla que deseemos.



Una vez completados los pasos anteriores, de manera predeterminada, los fondos de pantalla irán cambiando cada 30 minutos y en orden aleatorio. Pero nosotros podremos modificar esta opción, que se ubica en la parte inferior de la ventana, estableciendo el tiempo que deseemos y activando o desactivando la opción de “Orden aleatorio”.



Una vez realizados todos los cambios, siempre debemos recordar que tenemos que confirmar la operación con “Guardar Cambios”.  

Otras alternativas para fondos animados

Los usuarios de Windows Vista Ultimate contaban con la opción de descargar Windows DreamScene. Este agregado permitía colocar y reproducir un video (MPG o WMV) en el escritorio de Windows.  Esta característica se podía obtener mediante el Live Update.

En Windows 7 está opción ha sido desactivada. Para quienes deseen saber más sobre DreamScene pueden ingresar en la siguiente dirección web: http://windows.microsoft.com/es-ES/windows-vista/About-Windows-DreamScene

Animaciones en el escritorio y el rendimiento del sistema

Ahora que hemos visto y aprendido a utilizar diferentes opciones de fondos y animaciones para el escritorio de Windows, debemos tener en cuenta un factor fundamental: el rendimiento del sistema.

Si bien colocar fondos vistosos puede resultar una alternativa muy agradable y llamativa, también puede ser una opción que consuma muchos recursos de nuestro sistema y provoque lentitud en el proceso de nuestras tareas habituales.

Si luego de configurar alguna de las características mencionadas en este artículo, notamos una merma considerable en el rendimiento del sistema, lo recomendable será desactivar y volver atrás el cambio.

Debemos tener en cuenta que algunas características de hardware, tales como memoria RAM, procesador y placa de video, son fundamentales para el rendimiento de todo lo relacionado con contenidos multimedia.

La recomendación es que si nuestro equipo está muy ajustado en cuanto a memoria RAM (1 GB o menos), a procesador (1 GHZ o menos) y a placa de video (por lo general modelos integrados en la placa madre o de baja gama), optemos por no exigir de más al sistema, ya que esto afectará al rendimiento general de nuestras aplicaciones.

Si deseamos saber las características de hardware de nuestro sistema, podemos hacerlo ingresando en el menú Inicio, luego en el Panel de Control y allí hacemos clic en “Sistema y seguridad”. En la siguiente pantalla elegimos “Sistema”.



Allí podremos ver la versión de sistema operativo que tenemos instalado, el procesador del equipo (modelo y velocidad) y la memoria RAM total de la PC.

Para completar, resulta importante señalar que si deseamos optimizar la performance, podemos optar por un color sólido de fondo, en general se recomiendan tonos oscuros para no molestar la vista y brindarnos un muy buen contraste.

Si deseas transformarte en un experto en computadoras y comenzar a ganar dinero con esos conocimientos, te sugerimos el curso "Como aprender a diagnosticar y reparar PC”s y Laptops" que encontrarás haciendo clic aquí


×

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click Add to Home

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline
Just Click
& Select "Add to Home Screen"

Install Our App Now!

Responsive image Enjoy Super fast loading
Responsive image Get Exclusive Offer
Responsive image Works Offline

Just Click Responsive image
& Select "Add to Home Screen"