Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Ejercicios fáciles de respiración para relajarse

Aprende una práctica y sencilla rutina de ejercicios de respiración para relajarse en diferentes posiciones
  
  


Ejercicios de respiración para hacer de rodillas

Para la realización de
este ejercicio colóquese de rodillas sobre una alfombra o un manta procurando
que sus piernas y la parte superior de su cuerpo formen un ángulo recto (véase
el dibujo de abajo) .

• Primer ejercicio:

En posición de rodillas
respire lenta y profundamente por la nariz y suelte el aire por la boca. Con
ello notará que la cavidad abdominal aumenta y que recobra su posición normal al
expulsar el aire.

• Segundo ejercicio:

En la misma posición de
rodillas, levante la pierna derecha.

Apoye, ahora, la mano
izquierda sobre la pierna derecha levantada, luego alce la mano derecha y la
altura de los hombros llévela horizontalmente hacia atrás,
respirando hondo.

Dirija ahora la mano derecha hacia delante, la mano derecha hacia la mano
izquierda apoyada en la rodilla derecha, incline la parte superior del cuerpo
hacia delante y suelte el aire lentamente. Repita este ejercicio varias veces,
alternando la posición de las piernas.

Ejercicios de
respiración de rodillas: es muy importante establecer un buen contacto con el
suelo, de esta forma los músculos de su abdomen se sueltan y se distienden sin
esfuerzo. y ayudan a que el aire penetre por completo en todas las cavidades y
se produzca una perfecta respiración.


Ejercicios de respiración en el suelo

En esa posición debe
procurar siempre que la región de la
pelvis se mantenga relajada, la cabeza bien
derecha, sin dejarla caer sobre la columna vertebral y procure no encoger los
brazos ni los hombros .

• Primer ejercicio:

Doble las rodillas
procurando que los pies descansen uno sobre el otro, apoye ligeramente las manos
en las caderas. Mientras absorbe el aire, presione las caderas con las manos. Al
soltar el aire procure que la cabeza se mantenga derecha y los hombros se
mantengan sueltos.

• Segundo ejercicio:

Colóquese en el suelo
con las piernas levemente entreabiertas. Inclínese al soltar el aire
alternativamente hacia la pierna izquierda y derecha, llevando al mismo tiempo
la mano izquierda hacia la pierna derecha, y luego, la mano derecha hacia la
pierna izquierda. Quizá pueda tocar con los dedos las puntas de sus fuerzo pies.
Expulse el aire mientras se va poniendo de nuevo en pie.

Ejercicio de
respiración en el suelo: con una lenta inclinación de la superficie superior del
cuerpo, la respiración se produce de una manera automática y el movimiento
favorece la expansión de las cavidades respiratorias.

Para
continuar aprendiendo, inscríbete ahora en nuestro curso
gratis de Yoga
, haciendo clic
aquí
.