Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Cuando los abuelos cuidan a los nietos

Si es abuelo y participa de alguna manera en el cuidado y educación de su nieto, no debería dejar de leer esta nota.
  
  

 

Es muy común que hoy en
día sean ambos padres quienes deban salir durante todo el día del hogar para
cumplir con sus
exigencias laborales. Como igualmente muchas veces el
presupuesto no alcanza para contratar una niñera, se suele dejar a los pequeños
al cuidado de alguno de sus abuelos.

Esto podría originar algunos conflictos,
que pueden ser evitados simplemente siguiendo los cinco puntos que le
presentamos a continuación:

1. Los abuelos y los padres deben conversar previamente sobre los métodos
educativos, permisos, prohibiciones y hábitos de los pequeños, con el fin
de arribar a un acuerdo al respecto, para que los niños no sientan una falta de
coherencia en las lecciones impartidas por los adultos con diferencias
generacionales.

2. Es muy recomendable para los abuelos evitar comparaciones frente a sus
nietos, con respecto a la forma de impartir educación de ellos mismos como
padres y los padres del pequeño. Frases como “si yo fuera tu padre no te dejaría
hacer tal o cual cosa”, pueden crear resentimiento y distancia con los propios
nietos, y también pérdida de autoridad de los padres.


Tenga en
cuenta, como abuelo, que los padres tienen en la actualidad problemas muy
distintos a los de su época, ya que además del continuo estrés laboral que
provoca entre otras cosas problemas para hacer frente a la educación de un hijo,
deben educar a chicos que, en gran parte gracias a los medios de comunicación,
tienen una mayor comprensión del mundo y de todas sus debilidades.


3.

Esto último no significa que los abuelos no puedan jugar un rol importante en la
educación del niño. Si se les habla con respeto y compromiso, los padres jóvenes
deberían estar conformes de acceder a las opiniones y consejos de los mayores,
que por supuesto suelen tener mayor experiencia en la crianza de niños.

4. La presencia de los abuelos en la
crianza de los chicos siempre
favorecerá a los niños en su educación. A los chicos les encanta poder compartir
su tiempo con otras personas de confianza que no sean sus padres, y los complace
mucho su tolerancia y paciencia.

Además, los mayores poseen más tiempo (y tal
vez energía) para prestar una mayor atención a todos sus deseos, entre los que
figuran el jugar, contar cuentos, y enseñar a leer y escribir.

5. Tanto los padres como los abuelos deben eliminar definitivamente
cualquier sensación de competencia. Deben entender que sus roles son
complementarios, y que cualquier tipo de competencia que exista, por más
implícita que ésta sea, solo terminará perjudicando al propio niño.

Si percibe
este problema, no tarde en hacérselo saber a su familiar, y en el caso de que no
pueda resolverse, solicite una ayuda terapéutica profesional.

Para
aprender
cómo expresar y controlar
tus
emociones
, inscríbete ahora en nuestro curso gratis
haciendo clic
aquí
.