¿Cuál es la manera más fácil de combatir el insomnio?

El ejercicio es uno de los métodos más efectivos para combatir el insomnio, si se realiza correctamente. Y si te cuesta mucho, siempre puede comenzar por cambiar la manera en que respiras... 

Si usted padece de insomnio, hay cosas que pueden hacerse para aliviar. Desgraciadamente, algunas de estas curas pueden ser cosas para las cuales carecemos de voluntad para realizarlas.

Por ejemplo, uno de los mejores métodos para conciliar el sueño es el de realizar algún ejercicio diariamente a la noche. La mayoría de las personas comprenden esto y estaríamos deseosos de ponerlo en práctica.

¿Qué tan difícil es hacer ejercicio? ¿Qué lo hace difícil? ¿Si es la primera línea de defensa contra el insomnio, por qué no podemos hacerlo?

El ejercicio requiere esfuerzo de nuestra parte, y hay que tener en cuenta la intensidad que va a requerir. Si estamos en un estado debilitado como resultado de no dormir bien por la noche, realizar cualquier ejercicio nos parecerá más difícil aún.

Lamentablemente, esto tiende a crear un círculo vicioso en nuestras vidas, apartando incomodidades temporales, a pesar de que realmente podrían significar una mejora en nuestra calidad de vida.

La razón de por qué sucede esto está en que: el realizar ejercicio provoca la liberación de sustancias químicas en el organismo, que inducen el sueño y hacen que usted duerma. Esto le ayudará a recuperar el equilibrio perdido como resultado del insomnio.

No se necesita mucha actividad para que este fenómeno se active. De hecho, realizar sólo unos minutos de ejercicio, varias veces al día puede representar una diferencia asombrosa en como usted se sentirá y verá qué bien se duerme.

Si se siente agobiado al realizar mucho ejercicio de una vez, pruebe a hacer algún ejercicio liviano, coincidiendo con las horas de las comidas. Considere que aún tan solo 5 minutos de ejercicio después de las comidas, le harán sentir una diferencia sorprendente.

Realizar ejercicios no es sólo importante por el hecho de que la descarga de químicos en su cuerpo provoque el sueño. Usted experimentará además, una sensación de bienestar global.

Cada uno de estos ejercicios lo ayudan a quedarse dormido y lograr descansar. ¿Por qué no prueba realizar algún ejercicio ligero, durante un par de semanas? Probablemente se sorprendería si supiera la diferencia que esto podría significar en su vida.

Respirar bien, dormir mejor

Una de las razones por la cual vivimos es porque respiramos. La mayoría de las personas tiende a pasar por alto la respiración, por una razón u otro, principalmente porque es algo que hacemos sin pensar realmente sobre ello.

Si estamos sufriendo de alguna manera u otra en nuestra vida, sin embargo, podríamos sorprendernos al aprender como esa respiración puede ayudarnos realmente de muchas formas diferentes.

No se trata simplemente de respirar como lo hacemos continuamente por instinto, sino de una respiración lenta y controlada para auxiliar y aportar a nuestro cuerpo algunas de las cosas que necesitamos.

Una de las cosas que los ejercicios de respiración profunda pueden traernos, es ayudarnos a tratar los desórdenes del sueño. Aunque puede ser sólo una parte del enigma que nosotros necesitamos resolver para superar estos problemas, ciertamente debemos practicarlo regularmente.

La respiración profunda calma la mente y favorece el aporte del oxígeno a las zonas del cuerpo que pueden estar necesitadas de él. También ayuda a ponernos en un estado más relajado que puede a la larga ayudarnos ciertamente a dormir bien.

Desgraciadamente, la mayoría de nosotros respira incorrectamente debido a que estamos respirando superficialmente en lugar de hacerlo profundamente. Siempre que usted esté en reposo y respirando normalmente, mire su estómago.

Si está entrando y saliendo, esto muestra que su diafragma está trabajando y que usted está respirando profundamente. Si usted tiende a realizar su respiración con inspiraciones poco profundas, usted realmente no le está dando a su cuerpo el oxígeno que necesita.

Los ejercicios respiratorios profundos deben ser una parte de su rutina en la tarde si usted padece insomnio. Entre en un sector silencioso de su casa e invierta un poco de tiempo para respirar profundamente a través de su nariz y exhalando despacio a través de su boca.

Intente concentrarse en la idea de que cada vez que toma el aire y exhala, empuja toda la tensión fuera de su mente. Puede llevarle un poco de tiempo el adaptarse a practicar esto, pero en el futuro, usted encontrará que de esta forma usted puede relajarse.

Continúe la respirando profundamente, pero no la exagere, porque sino esto en realidad lo que hace es estimular a su mente para la acción. Permítale a su mente enfocarse en pensamientos positivos e imágenes pacíficas mientras usted está respirando.

Este método no es sólo para ayudarlo a que pueda dormirse más rápido, sino que descubrirá que se despertará menos frecuentemente.

El libro electrónico "Insomnio nunca más", de Irina Montiel, es una guía paso a paso que te enseña a curar tu insomnio en forma permanente con métodos naturales que encontrarás haciendo clic aquí.