Cómo usar plantas para separar espacios en el hogar

Las plantas sirven para brindar un aspecto inmejorable al ambiente y también para separarlo de otro distinto. En esta nota le mostramos cuáles son las mejores alternativas para poder lograr las separaciones adecuadas
  
  


Para poder
separar los ambientes no es necesario hacerlo con paredes o muebles
que otorguen un aire rústico o demasiado grotesco a los espacios.

Una buena alternativa para poder hacer divisiones sin que éstas se noten es la
de utilizar plantas que cumplan una doble función. La de distinguir un espacio
de otro y la de lograr que éste sea a la vez estético y agradable a la vista.


Uno de los factores que más influyen a la hora de decidirse por esta solución es
la falta de espacio que hay en las construcciones modernas.

Si se agregan más puertas o paredes los ambientes serán aún más pequeños con lo
cual solamente resta valerse de la imaginación para contrarrestar esta realidad.


Las plantas elegidas deben ser razonablemente grandes y acompañadas de una
agradable maceta que puede ser fabricada en madera o fibra vegetal.

Las plantas pueden ser naturales o artificiales ya que hoy en día la imitación
está muy mejorada y se consiguen diseños muy sofisticados, atractivos y con un
aspecto tan fresco que es complejo determinar si éste es natural o no.

Las
plantas de plástico son ideales para separar ambientes en los cuales no hay
mucha luz ya que en este tipo de espacios, las frescas no podrían sobrevivir.

Le aportarán luminosidad, vivacidad y amplitud al rincón seleccionado y lo mejor
de todo es que no hay que mantenerlas en absoluto.


Cómo elegir las plantas adecuadas para dividir espacios


Para elegir las plantas adecuadas hay que elegir la especie adecuada ya que
están las que necesitan de más o menos luz y de mayores o menores cuidados. Si
se trata de dividir espacios en donde se registra escasa luminosidad, los
estilos más resistentes son el helecho, la fitonia y la calanchoe.

La altura debe ser intermedia. Aquellas que son muy pequeñas no cumplirán una
buena labor de separador ya que no se podrá advertir el efecto sutil que se
desea lograr.

Las plantas colgantes también son muy útiles si con ellas se crea una cortina
divisoria. Las más utilizadas y que mejores resultados otorgan son la hiedra,
verbena, gitanilla o begonia que se extienden rápidamente y son resistentes.

Tampoco hay que olvidar las hierbas aromáticas que también se pueden colgar,
lucen muy bien y dan un intenso aroma a los ambientes. Las especias más
destacadas son el perejil, la salvia, el romero o la albahaca.


Si los espacios a separar son muy amplios las plantas aconsejadas son aquellas
mediana o con grandes hojas.

El ficus, la palmera o las drácenas quedan muy bien, pero hay que tener cuidado
con las corrientes de aire y también con los niños para que no las dañen.


Si la intención es la de dividir la sala en la cual ingresa una buena cantidad
de luz, las plantas más recomendadas son la begonia, la alegría de la casa, las
orquídeas o la violeta africana.


Un detalle a no olvidar es el colorido de las flores ya que las diferentes
tonalidades se pueden utilizar en beneficio de la separación y así distinguir un
ambiente de otro según el color de las flores de la planta.


Cómo cuidar las plantas


Los cuidados de estas plantas son los mismos que se deben tener con las de
interiores. No colocarlas cerca de estufas o radiadores. Disponer de las
condiciones ambientales necesarias para que no se sequen ni se pudran.

Una vez
que se ha encontrado la planta precisa para separar cada ambiente,  es
importante no moverlas de sitio ya que las plantas se acostumbran al lugar donde
van creciendo y es mejor no modificarles su espacio a fin de no interferir con
el crecimiento. Es mejor que las plantas de interiores no sean de temporada para
evitar tener que reemplazarlas a los pocos meses.

Aprende todos los

secretos de Oriente para atraer energía y prosperidad a tu hogar
con el
libro "El
Feng Shui
" de María José Frontera, que encontrarás haciendo
clic aquí