Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cómo maquillarse sin errores

Consejos para evitar los errores de maquillaje más frecuentes y no cometer equivocaciones a la hora de utilizar los cosméticos
  
  


Los deslices que se suelen cometer a la hora de maquillarse
se centran en
algunos aspectos que tienen que ver con la elección de la base, el
delineador de
ojos y el perfilador de los labios.


Trucos y soluciones para los errores que se cometen a la hora de maquillarse


1.- La base de maquillaje se suele usar para dar color a la piel y esto es un
gran error ya que la idea es purificar la piel y darle uniformidad. La forma
correcta de elegirlo es probar la crema en uno de los lados de la cara. Si se
funde correctamente con el color del cuello es el tono ideal.


2.- El perfilador de labios siempre tiene que tener concordancia con la barra de
labios que se vaya a utilizar. El usar un perfilador más oscuro generará una
discrepancia de tonalidades que no lucirá nada bien y resaltará desmedidamente
haciendo más evidente la desigualdad y diferencia.

La manera indicada es
perfilar en un tono igual o parecido y con un pincel se podrá rellenar los
labios de modo difuminado, fluido e integrado.


3.- El delineador debe difuminarse una vez colocado. Lo mismo si se aplica
delineador en las cejas. Es fundamental que la tonalidad sea la misma para ambos
sitios.

¿Cómo maquillarse sin caer en
equivocaciones?


Existen diferentes tipos de bases de maquillaje. Lo importante es saber cuál
conviene a cada tipo de piel. Las hay líquidas, en mousse o polvo. Hay que
preguntar muy bien cuál es el ideal para la piel seca, grasa o mixta.


A partir de este interrogante se elegirá una específica que reúna las
condiciones más favorables para cada cutis en particular. También es importante
saber en qué momento del día se utilizará la base ya que no es lo mismo
utilizarla de día o de noche.

Errores más frecuente al maquillarse


Escoger la base errónea al creer que todas las bases son aplicables a todas las
pieles por igual, aplicar mucha cantidad de maquillaje, maquillar las cejas de
un tono distinto al natural, delinear los labios en un color más oscuro que el
que se aplica luego dentro, no difuminar bien las sombras y así permitir que se
note dónde empieza y termina la tonalidad utilizada, maquillar solamente la
parte superior de los ojos.


Creer que los colores oscuros le quedan bien a todas las pieles. No limpiar
adecuadamente la piel antes y después de cada aplicación.


Pequeños detalles pueden hacer que la estética que se desea alcanzar se arruine.
Toda mujer puede estar bien maquillada si dispone de la información correcta.

Para
aprender a
realizar un maquillaje social, inscríbete ahora en
nuestro curso gratis de Maquillaje Social