Como lograr que tu PC dure más y funcione mejor

¿Tu PC cada vez funciona un poco peor? ¿Tarda una eternidad en prenderse? ¿ Estas pensando en comprar una nueva? ¡Lee esto antes de meterte en gastos!


 Quizás usted esté sufriendo muchos síntomas similares a los de los virus, como un navegador Web lento o pop–ups  no deseados.

Cosas como estas suelen hacer que la gente compre una máquina nueva.

Aunque puede llegar el momento en que no haya otra alternativa (como cuando los componentes del hardware comienzan a fallar), no siempre es el momento de desechar la máquina vieja.

Con unas cuantas mejoras estratégicas y sencillas, usted puede mejorar el rendimiento y/o la productividad de su PC.

Agregue más memoria RAM

Una forma fácil y económica de mejorar el rendimiento de una PC vieja es instalarle más memoria RAM.

¿En qué ayuda esto? Más memoria RAM implica que haya más espacio para ejecutar los programas, y que se requiera menos tiempo para acceder a la unidad del disco duro.


Por ejemplo, supongamos que su computadora portátil o de escritorio tiene un par de años.

Si usted compró un modelo de gama baja, puede que tenga sólo 2 gigabytes (GB) de RAM.

Duplicando eso, usted puede disfrutar de un aumento de velocidad bastante significativo. Los sistemas operativos de Windows y de Mac pueden funcionar mucho mejor con 4GB que con 2.


Dependiendo del tipo y la configuración de su sistema, esta actualización puede ser tan simple como agregar un módulo de memoria.

Entre a Crucial.com y utilice la herramienta “Crucial Memory Advisor” para averiguar cuál es su memoria RAM actual y cuáles son sus opciones de actualización.

Un dato importante a tener en cuenta: si utiliza Windows XP o una versión de 32 bits de Windows Vista o Windows 7, no se gana instalando más de 4 GB de RAM: el sistema operativo no puede utilizar más que eso.

Pero si tienes un sistema operativo de 64 bits, puede incorporar hasta 8GB para obtener un rendimiento óptimo.

Agregue un segundo monitor

Una actualización ideal para cualquier computadora de cualquier antiguedad: agregar un segundo monitor.

Claro, usted tendrá que hacer un poco más de espacio en su escritorio, pero los beneficios son muy superiores a las molestias de reubicar algunos adornos.


Con un segundo monitor, usted podrá mantener dos aplicaciones funcionando a pantalla completa, al mismo tiempo.

Esto puede no parecer algo muy importante, pero piense lo útil que sería tener, por ejemplo, el navegador Web y el procesador de texto visibles en todo momento.

O el mail y una hoja de cálculo importante. O una presentación de PowerPoint y el programa de edición de imágenes.


Esto no sólo le permitirá ahorrar tiempo y la molestia de tener que alternar entre distintas ventanas, sino que también podrá tener varias ventanas visibles al mismo tiempo, lo que resulta ideal para cuando se necesita, por ejemplo, arrastrar datos de una a otra.

Y lo mejor de todo es que los monitores son baratos. Sólo asegúrese de que su computadora tenga un puerto de salida de vídeo libre (la mayoría de los modelos lo tienen), y asegúrese de que el monitor sea compatible con ese puerto. VGA es el estándar, pero muchas computadoras nuevas utilizan DVI o HDMI. Consulte el manual si no está seguro.

Instale un SSD


Pocas mejoras pueden renovar tanto una vieja computadora portátil como un SSD. Estas unidades no tienen partes móviles, y se basan en el mismo tipo de memoria flash utilizada en las unidades USB.

Eso las hace mucho más veloces que los discos duros tradicionales. También consumen menos energía, una buena noticia para los usuarios que buscan aumentar la autonomía de las baterías viejas.


La desventaja es que los SSD tienen un mayor costo por megabyte que las unidades regulares. Si su objetivo principal es aumentar el almacenamiento disponible, definitivamente le irá mejor con esta última opción.

Pero si usted puede operar con, por ejemplo, 128 GB o 256 GB, usted se beneficiará con una mejoría en la velocidad de arranque, el rendimiento general y la duración de la batería.


Asegúrese de que la interfaz (por lo general SATA III) sea compatible con su computadora portátil y busque unidades que formen parte de un kit.


Estos suelen incluir el software que permite transferir todos los archivos de su unidad anterior a la nueva, además de una conexión de disco externa, para que pueda seguir utilizando su antigua unidad como almacenamiento adicional.

Reinstale Windows

La última actualización de la lista no es realmente una actualización, aunque tendría que funcionar como una cuando haya terminado.

Si usted está dispuesto a invertir un poco de tiempo y esfuerzo (pero nada de dinero), puede hacer que su PC funciona tan rápido como el día que la sacó de la caja.


¿Cómo es posible esto? Borrando todo el disco duro y reinstalando Windows.

Este no es un procedimiento rápido; usted necesitará mucho tiempo para hacer copias de seguridad de todos sus archivos importantes y un disco duro externo para albergar temporalmente todos los datos.

También necesitará un disco de instalación de Windows o cualquier otro sistema de restauración que le proporcionara el fabricante del equipo.

Este es un proceso complejo, sin duda. Pero si la computadora tiene varios años, la diferencia será increíble. Lo que antes era una máquina lenta y problemática quedará como nueva, y esa "nueva" computadora no le costará ni un centavo.

Si deseas transformarte en un experto en computadoras y comenzar a ganar dinero con esos conocimientos, te sugerimos el curso "Como aprender a diagnosticar y reparar PC”s y Laptops" que encontrarás haciendo clic aquí